ANUNCIA EL ALCALDE RICARDO ORTIZ LA LICITACIÓN DE LAS PRIMERAS OBRAS DEL TERCER CINTURON VIAL

Compartir

IRAPUATO, GTO.- El Presidente Municipal Arq. Ricardo Ortiz Gutiérrez solicitó a la nueva directiva del Colegio de Ingenieros de Irapuato que preside desde hoy el Ing.Juan Carlos Briseño Martínez, se le invite a exponer, en una próxima sesión, el programa de obras pública, incluido el de grandes vialidades y en particular el proyecto de la obra del Tercer Cinturón Vial que con un presupuesto superior a los 300 millones de pesos está por iniciar.

Esta mañana el Colegio de Ingenieros de Irapuato tuvo su cambio de mesa directiva y en este marco ante la presencia del Secretario de Obra Pública del Estado Arturo Durán Miranda, el Alcalde Ortiz Gutiérrez felicitó al Ing. Joel Martínez Espinoza quien concluyó su periodo al frente del organismo de profesionistas y dio la bienvenida al Ing. Briseño Martínez a quien le ofreció política de puertas abiertas en Presidencia Municipal para que ellos planteen sus valiosas opiniones, críticas y aportaciones, “porque vienen de un importante liderazgo de la sociedad de Irapuato”.

De manera explícita al referirse a la obra del Tercer Cinturón Vial que actualmente ya presenta muchas deficiencias en pavimentos, drenaje y servicios básicos, explicó como se ha conformado la masa de recursos con 150 millones de pesos aportados por Gobierno del Estado, 50 millones de pesos que aporta el Gobierno Municipal para el arranque de las obras y cuya licitación pública de obras se hará en los próximos días, más los 150 millones de pesos del crédito solicitado y que está para su aprobación en el Congreso del Estado.

PLANTEA CAMBIOS REGLAMENTARIOS

En otra parte de su mensaje el Presidente Municipal Arq. Ricardo Ortiz Gutiérrez, propuso el Secretario de Obras Públicas Arturo Durán Miranda y a los ingenieros colegiados, la idea de proponer cambios reglamentarios o en normas complementarias cambios en materia de obra pública porque actualmente se le esta causando inmovilidad a las administraciones públicas cuando el Órgano de Fiscalización Superior hace recomendaciones por daños patrimoniales derivados de la obra pública.

Se dan caso en que muchos funcionarios públicos ya no quieren ni firmar por temor a meterse en un problema por alguna observación en donde se determine un daño patrimonial cuando en realidad no se llega a ello y se da incluso casos en que el contratista

prefiere reintegrar la cantidad mínima observada en lugar de meterse en un largo proceso caro que dura un año o más en resolverse.

“Se tienen que estructurar los criterios para que se vigile el gasto público pero sin ocasionar inmovilidad en las administraciones públicas”, señaló en su mensaje ante los integrantes del Colegio de Ingenieros de Irapuato.