Mujeres con discapacidad que son madres de familia, ejemplo para la sociedad: INGUDIS

Compartir

Silao, Gto.- Personas con discapacidad que son madres de familia o que tienen una hija o hijo con discapacidad fueron objeto de un reconocimiento del INGUDIS por su trabajo de superación y de desarrollo personal en el que son apoyadas por esta institución.

“Ustedes son ejemplo de trabajo y de actitud en nuestra sociedad porque la discapacidad no es un límite para ustedes o sus familias, porque en su labor también como madres de familia merecen igualmente nuestro reconocimiento y nuestro aprecio”, les dijo José Grimaldo Colmenero.

María Evelia Sosa, del municipio de Doctor Mora, tiene discapacidad motriz como consecuencia de un accidente en el que resultó con amputación. “Tener discapacidad no es un obstáculo para mi vida, mi hijo Evans, de 7 años, es mi motivación para salir adelante y con el apoyo del INGUDIS es importante”, señala.

Grimaldo Colmenero entregó a ella y otras madres de familia beneficiarias de acciones de esta dependencia estatal, el distintivo “Guanajuato Incluyente” y las designó Promotoras Ciudadanas para difundir los programas para las personas con discapacidad en sus lugares de origen en los diversos municipios de la entidad.

“Mensajes para sensibilizar a la sociedad, incluso a nivel familiar, para que tome mayor conciencia respecto de las personas con discapacidad y fomentar el respeto de los derechos y la dignidad de estas personas, queremos que lleven con sus vecinos en su colonia, en su comunidad, con sus amigos, en su circulo social” indicó Grimaldo Colmenero.

El titular del INGUDIS manifestó que promover la toma de conciencia respecto de las capacidades y aportaciones de las personas con discapacidad, es una tarea permanente que se realiza y en la que la participación de la sociedad es importante para fortalecerla, con base en lo dispuesto en la Convención Internacional de los Derechos de quienes conforman este sector de la sociedad.

El objetivo es luchar contra los estereotipos, los prejuicios y las prácticas nocivas respecto de las personas con discapacidad, incluidos los que se basan en el género o la edad, en todos los ámbitos de la vida.

María Elena Mendoza, del municipio de León, es mamá de Luis Alberto, niño con discapacidad motriz. “Yo trabajo para salir adelante y mi hijo es una inspiración para luchar día con día, es importante el trabajo del INGUDIS al que se deben acercar las personas con discapacidad”, señaló.