Compartir

Irapuato, Guanajuato.- Tras insistir en que no podemos dejarnos vencer por la violencia, no podemos dejarnos vencer por el miedo, ni podemos vivir de manera agresiva unos con otros, el obispo de la diócesis de Irapuato, Enrique Diaz Díaz, llamo a la ciudadanía a que evite  tomar la justicia por su propia mano.

Comento que es preocupante que cada vez son más las personas que recurren al linchamiento, pero advirtió que esto lleva mucho riesgo pues en varias ocasiones se castiga, incluso se asesina a personas que no tienen que ver en el asunto.

Al Cuestionarlo sobre los ataques que se han registrado a varios sacerdotes en otras entidades, Monseñor Diaz Diaz, comento que afortunadamente en Guanajuato lo que se han registrado son asaltos a los que como ciudadanos están expuestos, pero las agresiones no han sido directas hacia ellos.

Finalmente de la barda que se construye al lado del templo de Santiaguito donde incluso utiliza una de sus paredes como soporte, comentó,  que está en espera de lo que determinen las autoridades correspondientes una vez que ya dieron aviso de este asunto.