Compartir

En Guanajuato, el Instituto de Alfabetización y Educación Básica para Adultos (INAEBA) trabaja para reducir el rezago educativo entre la población infantil en situación económica y social vulnerable a través del Programa 10-14.

Y es que, según datos de la Dirección de Planeación del propio Instituto, el 12.41 por ciento de los niños guanajuatenses por distintas razones, no asisten a la escuela, siendo este porcentaje equivalente a 170 mil 100 niños de entre 3 y 14 años.

Al respecto, se informa que en lo que va del año, INAEBA ha logrado que 49 niños y 61 niñas hayan concluido su primaria y colabora con ellos en el seguimiento para que ingresen a la secundaria.

Actualmente, un total de mil 630 pequeños guanajuatenses de entre 10 y 14 años se encuentran insertos en este programa, cuyo propósito es que, con el apoyo de un asesor educativo y su propio esfuerzo, logren la regularización necesaria que les permita regresar al sistema escolarizado.

De los mil 630, 841 son niños y 789 son niñas.

El servicio se ofrece en todo el estado. El municipio que cuenta con la mayor cantidad de pequeños en atención es León, con un total de 846, seguido de Irapuato con 209 y Celaya con 162.

Las principales razones por las que los menores abandonan la escuela, y que han sido detectadas por el Instituto son: cambio de domicilio, problemas familiares, baja por usos y costumbres, baja por incorporación a la vida laboral y por falta de recursos.

Cabe señalar que para que un pequeño sea susceptible de recibir los servicios educativos de este programa, es que viva en situación de vulnerabilidad.

La atención de estos niños está a cargo de un asesor educativo con estudios y conocimientos especializados, habilidades, destrezas y actitudes para trabajar con ellos en un ambiente de aprendizaje constante.