CUENTEANDO MI MADRE Y YO LO PLANTAMOS

Compartir

CUENTEANDO

POR: MASTROIANI

”MI MADRE Y YO LO PLANTAMOS, EN EL LIMITE DEL PATIO………………….MI ARBOL Y YO””.

Un cuento y un canto a la naturaleza, a la vida y al amor. Una inolvidable composición del Maestro Alberto Cortés. Un himno a los vegetales de infinidad de formas, alturas y colores que ya existían antes de que llegara el hombre a la faz de la tierra.

Desde la infancia y cuando estábamos en la escuela primaria, se nos enseñó a plantar un árbol, a regarlo y cuidarlo, porque gracias a ellos teníamos oxígeno, atraían la lluvia, nos daban sombra, frutos y su madera. Ver crecer un árbol casi al parejo que nuestra persona era algo que llenaba de orgullo, porque hasta podíamos jugar en ellos o incluso hasta contarles nuestros sueños de amor o vivir nuestro primer beso.

Salir de día de campo para estar en contacto con la naturaleza y admirar lo asombroso de su belleza, cerros y montañas invadidos de millones de árboles, es de las mejores satisfacciones que podemos agregar a nuestros sentimientos y a querer a la vida en todas sus formas. Pero la evolución del ser humano, su ímpetu de “desarrollo”, de progreso y de la necesidad de tener un hábitat lo más adecuado posible, ha obligado a crear grandes urbes de concreto, ciudades con grandes problemas ambientales, de movilidad, invadidos por miles de millones de unidades de motor, la necesidad de rutas de circulación y el mismo hacinamiento que se provoca, nos hace ver la realidad de nuestro siglo y de las consecuencias que se alcanzarán tal vez en pocos lustros. En IRAPUATO, hemos crecido, hemos progresado, aumenta nuestra población y con ella, las necesidades propias de los tiempos y adelantos de la humanidad que se generan por ese mismo desarrollo y porque ahora queremos tener “UNA CIUDAD MODERNA”, será la naturaleza y en particular las especies vegetales, las que tendrán que pagar las consecuencias de que ahora por ocurrencias de los gobiernos, malos proyectos, malos profesionistas, falta de previsión, falta de consulta, de análisis, de consenso y otras más razones, han resultado ser nocivas para las áreas verdes de Irapuato, su ornamentación, su flora que sin el menor miramiento, en cuestión de segundos son segados de la vida como ahora sucedió con los árboles de la glorieta de San Roque.

La ciudad y su periferia han perdido en gran cantidad sus zonas arboladas a causa del crecimiento, de la mala planeación y hasta por la ambición de muchos prepotentes y gobernantes que solamente han visto por sus intereses. Se han perdido miles de árboles con la construcción de boulevares, avenidas anchas, fraccionamientos, centros comerciales, residenciales, zonas de producción y mucho más, que nos deja un panorama nada alentador, si desde este mismo momento no hacemos nada por remediarlo.

No le estoy haciendo al cuento ni los estoy cuenteando, pero no se vale que se diga: primero me lo derriban y luego aguantan la vara. ¿A alguien le queda el saco?

¡¡PUM!!…¡¡PUM!!…COMIENZA EL CUENTO DE LA GUERRA POLITICA.

Por ser calificada como una guerra sucia, entonces hay que escribir sucio, porque se trata de una auténtica batalla campal, donde todos contra todos tienen que partirse la ma…, donde no hay límite de peso, aunque si tiene la guerra política un límite de tiempo, así que serán los más fuertes y no los que peguen más veces los que lograrán el triunfo, aunque lo más recomendable es que gane el que tenga más inteligencia, congruencia, razonamiento y experiencia entre otras cualidades, aunque parece de cuento que haya la suficiente capacidad de personas con estas cualidades, para que pueda aspirar a una victoria que favorezca a su bando. No se trata de un cuento, sino de una realidad, que cada vez que se acercan las elecciones mayoritarias en el país, estados y municipios, comiencen los partidos políticos a darse en la madre, sacando unos su orgullo, otros su vanidad, su soberbia, su jerarquía, su envidia, el engaño y otros calificativos que por eso hacen de la temporada política una guerra sucia, donde se olvida la honradez, la honorabilidad, la sinceridad, la transparencia, porque esto se puede ver solamente en cuentos de caricaturas, donde si se maneja la sensibilidad y no como en la guerra política, donde se trata de vencer o morir, sin importar a quien haya que matar.

¿Serán los actores una delincuencia política organizada y lidereada por zares, por narcos, por asesinos cobra cuentas? Pues al pueblo ya no le queda la menor duda, por lo que ahora se le complica más a la ciudadanía poder cuidar su integridad, por lo que también se debería aplicar la legítima defensa contra quienes se les ha comprobado ser corruptos, ladrones, narcotraficantes, abusadores del poder y del erario público, de manejos sucios y delictivos. Aquí sí es seguro que la población si utilizaría las armas para librarse de estas lacras y poder desaparecerlos y salir exonerados. Pero no soñemos en cuentos y volvamos a la realidad. Como decíamos, los partidos políticos ya se están agarrando a chin…, en todo el país, los más fuertes, los más antiguos o los más creídos, piensan que son los elegidos para ser triunfadores con solo cuentear a la gente con falsos compromisos.

Donde los pequeños partidos se llenan de soberbia y de repente se dicen ser fuertes y con gran conglomerado para triunfar, pero que aún se mantienen a raya o agachados para que no les toque un fregadazo; otros que buscan alianza para cuando menos no desaparecer de la faz de la política; otros que dicen ser precavidos, sin saber que el enemigo ya los acecha y que por la espalda serán vencidos, pues aunque aún no entren a la guerra, ya serán un enemigo menos. El cuento apenas comienza y será muy extenso.

Pero no se puede dejar de observar, como dentro de la guerra también hay guerrillas y éstas se dan precisamente al interior de todos los partidos, sin excepción alguna, donde los afiliados luchan en su mismo grupo por ser designados a cargos de representación popular, aunque sólo quieren ir a hacerle al cuento, no se diga en los altos cargos. No se trata de un cuento de estira y afloja. No.

Se trata de matar o morir, sin miramientos de que sean del mismo bando o que sean de mayor edad o méritos. La guerra también está en el interior de los partidos y tampoco se trata de andar con cuentos. Este cuento apenas comienza y estará cargado de terror, miedo, suspenso, aventuras, fantasías, misterio, mitos, tradiciones y hasta de momentos chuscos o sea que será un cuento de lágrimas, risas y dolor –no de amor- por lo que seguiremos al pendiente para ver cómo nos van cuenteando los políticos. Dios salve a México. Seguiremos….

EQUIDAD DE GÉNERO. UN CUENTO DE CACEROLAZOS Y SOMBRERASOS.

Luego de los señalamientos que hizo el Instituto Federal Electoral y que deberá acatar el Instituto Electoral del Estado de Guanajuato, en lo que corresponde a que deberán integrarse los Congresos con el cincuenta por ciento de hombres y el cincuenta por ciento de mujeres, ahora los políticos que no se trata de un cuento sino de una realidad, de el ejercicio de un derecho Constitucional que pueden ejercer las mujeres, de abolir la discriminación y que también se abala por parte de Derechos Humanos. Ahoya ya ni los partidos políticos, sus dirigentes, sus militantes, sus allegados y otros más, se dan cuenta que ya no se trata de un cuento el que se deba de igualar en Guanajuato el Congreso, con la mitad mujeres y la mitad de hombres para legislar, aunque podrá ser a través de la diversidad de partidos o de el otorgamiento por el proceso pluripartidista, ya no se tiene escapatoria para que en las próximos anuncios de los partidos políticos en cuanto a sus candidatos que contenderán por una diputación local, deberán de ser cuidadosos y sobre todo estratégicos e inteligentes, para poder primero cumplir con la norma del IEEG y luego fortalecer su equipo de combate en campaña, para poder acercarse al triunfo y lograr la deseada mayoría en el Congreso. Ya no habrá diferencias entre la pelea de candidatos, pues podrá ser la mujer de un partido contra la de otro partido, lo mismo entre una mujer y un hombre o igual de un hombre contra otro hombre, donde tampoco podrán valerse los compadrazgos, los amiguismos, el deber favores, la influencia de los superiores y otras situaciones más, sino que deberá prevalecer la inteligencia y el razonamiento bien encaminado para poder aspirar al triunfo, por lo que desde ahora y desde antes, los políticos saben que ya no podrán seguir haciéndole al cuento.

En el caso de Guanajuato y conforme a lo que se ha consultado, se cuenta con 22 distritos electorales en los 46 municipios, con lo que se consiguen en las votaciones 22 diputados propietarios, que en este momento son 12 hombres y 10 mujeres a lo que se suman 14 cargos plurinominales, por lo que de estos últimos ocho deben ser para el bando de las mujeres y seis para el bando masculino, para poder contar con 18 mujeres y 18 hombres en el poder Legislativo de la Entidad, para completar los 36 representantes populares en el propio Congreso Estatal.

Una estrategia por ejemplo para los partidos políticos es que en las plurinominales se ponga a una mujer como segunda candidata, ya que un cargo plurinominal se otorga al suplente del candidato original. Habrá otras situaciones más para que los políticos en general se pongan a pensar y saber que ya no pueden hacerle al cuento ni cuentear ni a sus allegados ni al propio IEEG, pues también estarán en la mira de los votantes, para que en campaña ya no se los estén cuenteando.

¡¡ A LUCHAAAR POR LA JUSTICIAAA…!! UN CUENTO PARA AVENTURARSE.

Tanto en Irapuato como en otras ciudades medianas, chicas o grandes, la delincuencia para las autoridades no es un cuento, es una realidad y una serie de aventuras que pueden ser o no ser predecibles, por lo que las medidas a tomar deben ser bien planeadas, pues sólo de esta manera se podrá prevenir, no predecir, la mayor cantidad de irregularidades en la tranquilidad social que se vive en cada ciudad, donde no se pueden andar con cuentos, la población quiere ver el trabajo de sus autoridades.

En la ciudad de Irapuato, no se trata de escuchar o ver un cuento o tener enfrente una serie de aventuras, que en la realidad tiene resultados dolorosos, lamentables y finalmente fatales, en muchos casos donde los que pagan son los inocentes.

Veamos la capacidad de defensa que se tiene en el municipio y ustedes estimado lector, podrá hacer un balance de lo que le presentamos. Tal vez nos olvidemos algún detalle, pero recurrimos a su comprensión. Ahora ya contamos con una Secretaría de Seguridad Ciudadana, compuesta por varios centenares de policías y personal administrativo, una academia de policía, patrullas de policía de reciente modelo, armamento, equipo de blindaje, aparatos de comunicación, bicicletas, motos, caballos, un centro de control de vigilancia por cámaras de televisión, cursos de capacitación tácticas, técnicas y de socialización con el entorno, un centro de entretenimiento para los elementos y sus familias, apoyos económicos educativos, apoyo para vivienda, seguro de vida, de jubilación, prestaciones, servicio médico y últimamente un incremento salarial promovido por el Gobierno Municipal, donde el elemento normal o sin grado, tiene un sueldo alrededor de 13 mil pesos mensuales, por lo que no se trata de ningún cuento al señalar que si tenemos buen equipamiento en cuestión de seguridad para la población.

Con todo esto la administración de Irapuato, apoyada por el Ayuntamiento, ha depositado su voto de confianza para que el cuidado de la integridad de los habitantes, lo mismo que sus intereses materiales; se trata de ahora exigir a la policía que dé un poco más de sí, que apliquen sus conocimientos y sus experiencias en el cargo que ostentan, que no se trata de un cuento ni de vivir aventuras, que los estímulos son para evitar la corrupción, la complicidad con la delincuencia, convertirse incluso en actores de la mal vivencia, no ejercer la extorsión y otros daños que opacan o incluso hasta desaparecen el verdadero compromiso de un policía por cumplir en todo lo posible para con la sociedad. Los policías no están para hacer cuentos, para vivir sus aventuras o para ver pasar a los malvivientes o solaparlos.

Pueden haber todavía algunas carencias, como puede ser la cantidad de elementos, algo más de equipo de oficina o de actuación y más, pero ahora ya se deben notar los resultados y en un corto tiempo. De ellos dependen que la ciudadanía tenga confianza en su gobierno o en caso contrario, decepcionar a la población y seguir estando expuestos a los malvivientes, con los que resignadamente tendríamos que vivir. Así que sin cuentos, hay que echarle todas las ganas, habitantes y policías, para salir adelante.