PROGRAMA QUÉDATE, APRENDE Y CONTINÚA

Compartir

• Objetivos: establecer estrategias para lograr la aprobación y evitar la deserción
• Se atendió un promedio de 25 alumnos por plantel de nivel básico.

Irapuato Gto., a 26 de Julio de 2017.- Bajo la premisa de atender las problemáticas que impactan en el desempeño y la deserción escolar de jóvenes estudiantes de nivel secundaria, la Región Suroeste de la Secretaría de Educación de Irapuato desarrolló en 40 instituciones educativas el Programa Quédate, Aprende y Continúa, con una atención promedio 25 alumnos por plantel.

Gabriel Espinoza Muñoz delegado de la Región Suroeste, destacó el trabajo que realizó por la Coordinación para el Desarrollo Educativo que con el apoyo de ocho psicólogos, aplicó las estrategias necesarias para contrarrestar estos fenómenos sociales.

La maestra Mireya Terrones Miranda, Coordinadora para el Desarrollo Educativo en la Región Suroeste de la SEG, mencionó que de febrero de este año al cierre del ciclo escolar 2016/2017, se dieron resultados positivos, sobre todo en el rescate de alumnos que presentaban un bajo rendimiento educativo y por ende un riesgo de abandonar sus estudios, “Hoy estos jóvenes han progresado y mejorado en su desempeño educativas”.
“El programa se aplicó en escuelas secundarias en todas sus modalidades y el apoyo se orientó a través de estrategias psicológicas que atendieron necesidades específicas de los alumnos”.

Entre los problemas atendidos fueron: desintegración familiar, ausentismo, autoestima, bajo rendimiento escolar y rasgos de hiperactividad.

En las instalaciones de la Delegación Suroeste con sede en Irapuato que personal del Departamento de Equidad Educativo se lleva a cabo, de manera permanente, reuniones de seguimiento a los trabajos y acciones encaminadas en apoyar y asesorar a maestros y personal de psicólogos involucrados en el programa.

Es de destacar que los maestros realizaron una labor de asesoría académica importante con el apoyo de los psicólogos, generando estrategias a identificar problemas y de esta forma se aplicaron acciones que le permitieron al alumno en riesgo reincorporarse a sus actividades educativas, señaló Mireya Terrones.

El delegado regional apuntó: “si bien, el tema de deserción no es un tema grave en la Región Suroeste, un alumno que abandona la escuela es un proyecto de vida que se trunca y un niño que frena su proceso de desarrollo, cada niño que está en riesgo, nos debe obligar a redoblar esfuerzos para mantenerlo en las aulas”