Compartir

Un estilo de vida inadecuado puede afectar nuestra salud considerablemente, por lo que es recomendable modificar nuestros hábitos, iniciando con la práctica de una alimentación saludable, con el objetivo de prevenir y/o controlar el sobrepeso y la obesidad, que son punto de partida para generar enfermedades crónico degenerativas, que deterioran la calidad de vida.

Para ello “la población debe acudir al servicio de Nutrición de las Unidades de Medicina Familiar para recibir orientación sobre el Plato del Bien Comer, y así prevenir y controlar la presencia de los padecimientos antes mencionados”, dijo el nutriólogo de la Unidad de Medicina Familiar No. 51, del IMSS en León, Guanajuato Miguel Bonilla Hernández.

Comentó que los derechohabiente recibe consejos sobre la preparación, compra y sustitución de sus alimentos, lo que provee que en cada comida cuente con los nutrientes necesarios y requeridos en relación a sus características personales, tornándose lo anterior en una atención integral.

Dijo que es alarmante que el 70 por ciento de los adultos, 30 por ciento de los adolescentes, 20 por ciento de menores en edad escolar y 10 por ciento de preescolares presenten sobrepeso u obesidad en México, por lo que hay que tomar acciones al respecto.

Perder kilos para llegar al peso recomendado debe ser una meta para las personas con sobrepeso u obesidad, que aunado a una vida saludable previene y controla enfermedades crónico degenerativas como diabetes mellitus, hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares, entre otras, que repercuten en la calidad de vida de quienes la padecen, con el cuidado de no caer en dietas que comprometan la salud o dejar de comer para lograrlo. Destacó que en la población mexicana es común que haya excesos en la forma de comer y beber alcohol, lo que sin duda representa riesgos a la salud.