UMAE 48 DEL IMSS ATIENDE A BEBÉS PREMATUROS Y ENFERMOS

Compartir

Un embarazo es una etapa maravillosa en la vida de la mujer, pero también es un proceso complejo, hablando médicamente, debido a que tanto el producto gestante, como la madre, experimentan cambios físicos y emocionales que llegan a las 40 semanas, pero que en ocasiones no alcanzan a tal tiempo por alguna complicación; estos casos de niños prematuros son atendidos en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN).

“En esta parte es donde la UCIN, con trabajo de neonatólogos, especialistas, enfermeras pediatras, terapistas respiratorios, trabajadoras sociales y todo un equipo multidisciplinario atiende a los menores que nacen enfermos”, dijo el jefe de la de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) No. 48 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), doctor Evaldo Jesús Rodríguez Mejía.

Esta área en la UMAE combina tecnología con el quehacer de profesionales de la salud capacitados para brindar el cuidado, está enlazada con servicios como terapia intermedia y de crecimiento y desarrollo.

El especialista Rodríguez Mejía señaló que a la UCIN llegan los bebés que se encuentran en un estado de salud crítico, que requieren un soporte para poder respirar, así como monitorización continua debido a sus padecimientos.

Cuando nace un bebé prematuro o enfermo, los familiares son atendidos por el área de Trabajo Social para explicarles la situación y ayudarlos a enfrentar y comprender la situación y por parte del personal médico se explican los motivos y el por qué el bebé requiere cuidados específicos.

Los neonatos que requieren atención en UCIN son los prematuros, que nacen antes de las 37 semanas de gestación; en México, la tasa de estos casos está entre 8% y 10%.

El doctor Rodríguez Mejía recomendó a las mujeres embarazadas acudir al médico a recibir monitoreo, que permita conocer las condiciones del embarazo para estar en posibilidades de recibir la atención que sea necesaria.