¿Por qué nos pican los mosquitos?

Compartir

Hablemos de Ciencia con la Dra. Elizabeth Quintana 

Los mosquitos usan su sentido del olfato para encontrar sus víctimas y el lugar donde depositar sus huevecillos. Las especies de mosquitos que se especializan en el consumo de sangre humana son muy pocas pero muy peligrosas.

Son las hembras las que consumen la sangre y por tanto funcionan como vectores de enfermedades como el dengue, el chikungunya y la malaria, por ejemplo.

Las hembras necesitan alimentarse con sangre porque provee una fuente importante de proteínas para el desarrollo de sus huevecillos.

Para seleccionar la víctima, las hembras detectan una amplia variedad de señales químicas entre estas los aromas y la exhalación de CO2.

El dióxido de carbono es una señal importante para sensibilizar a los mosquitos e inducir la búsqueda de su hospedero.

Sin embargo, el CO2 es un compuesto ubicuo en la respiración de los animales por lo cual provee muy poca información para distinguir entre las diferentes especies animales.

Los aromas que desprende nuestra piel tienen un papel importante en la atracción y la decisión de la hembra para dar elegir su víctima. Interesantemente, incluso pueden ignorar la fuente de CO2 y viajar hacia la fuente de olor humano.

El ácido láctico es muy abundante hasta 100 veces más en la piel de los humanos que de otros animales, incluso de primates. Investigaciones han probado que el ácido láctico es una firma en el olor humano con el cual las hembras de mosquitos pueden encontrarnos.

Otro compuesto importante de nuestra mezcla aromática es el amonio presente en altas cantidades en el sudor. Los mosquitos tienen un sistema olfatorio muy sofisticado con muchos receptores agrupados.

Se ha encontrado que los mosquitos Aedes aegypti(vector de enfermedades como dengue y fiebre amarilla)se han adaptado al consumo de sangre humana a través del incremento de un receptor en sus antenas que reconoce un aroma exclusivo de los humanos llamado sulcatona.

Sin embargo, también se ha encontrado que ciertos grupos de personas emiten compuestos que pueden repeler a los mosquitos.

Estos compuestos podrían servir en un futuro para la fabricación de repelentes eco-amigables.

Logan, J. G., Birkett, M. A., Clark, S. J., Powers, S., Seal, N. J., Wadhams, L. J., …& Pickett, J. A. (2008). Identification of human-derived volatile chemicals that interfere with attraction of Aedesaegypti mosquitoes. Journal of chemicalecology, 34(3), 308.
McBride, C. S. (2016). Genes and odors underlying the recent evolution of mosquito preference for humans. Current Biology, 26(1), R41-R46.
McBride, C. S., Baier, F., Omondi, A. B., Spitzer, S. A., Lutomiah, J., Sang, R., … &Vosshall, L. B. (2014). Evolution of mosquito preference for humans linked to an odorant receptor. Nature, 515(7526), 222-227.

Ray, A. (2015). Reception of odors and repellents in mosquitoes. Currentopinion in neurobiology, 34, 158-164.
Vinauger, C., Lutz, E. K., &Riffell, J. A. (2014). Olfactory learning and memory in the disease vector mosquito Aedesaegypti. Journal of Experimental Biology, 217(13), 2321-2330.