Compartir

Irapuato, Gto. 13 de septiembre del 2017.- A pesar de la ausencia de un marco jurídico claro, El Ejército está en las calles y regresará al cuartel militar hasta que se garantice la convivencia sana de la ciudadanía, comento el   general Juan Manuel Díaz Organitos Durante el mensaje  oficial en la ceremonia de conmemoración del 170 aniversario de la Gesta Heroica de los Aguiluchos de Chapultepec.

Luego de hacer un recuento de ese 13 de septiembre de 1847, y resaltar el legado que los  jóvenes cadetes dejaron a la patria. La historia no es espectáculo de luces tricolores y anuncios luminosos con las imágenes de nuestros héroes, fiestas  o desfiles, la historia agrego, es rescate, es lucha, es lección aprendida, es sedimento que abona el quehacer de hoy.

Para las fuerzas armadas esta mas que clara su subordinación al poder civil, sustentada en las leyes, todas y cada una de las misiones que cumplen están apegadas a los valores de la ética y la moral, no es obra de la casualidad el hecho de que el potencial militar de México este dedicado al auxilio en caso de desastre; el punto de partida para recuperar la seguridad que tanto anhelamos, es sentirnos agraviados a pesar de que otro haya sido el agraviado  dijo el general  , por ello el ejercito coadyuva en la seguridad pública porque es un reclamo de la sociedad y regresara a los cuarteles cuando se generen las condiciones que garantice la convivencia sana de la ciudadanía.

El general, Juan Manuel Díaz Organitos, hizo un llamado a la ciudadanía a la unión, pues recordó, que los hechos del 5 de mayo de 1847, fueron consecuencias de vivir desunidos, sin rumbo claro, y sin acuerdos.

México, nos necesita unidos, Guanajuato, el Bajio y el municipio nos necesita unidos, como valuarte del legado de los niños héroes de Chapultepec, el ejército, su ejército estará siempre con ustedes, remato el general Diaz Organitos.

Durante la ceremonia y luego del pase de lista de honor de los héroes que ofrendaron su vida en las gestas heroicas de 1847 y 1914, se ejecuto una salva de honor, además de la respectiva guardia en el monumento.