C U E N T E A N D O (OCTUBRE)

Compartir

C U E N T E A N D O (OCTUBRE)
                                                                                                   Por: MASTROIANI

RICARDO ORTIZ GUTIERREZ…UN CUENTO DE SUSPENSO CONVENCIONAL. Luego de darle vuelta a los informadores y al hablar de su posible reelección como Presidente Municipal para otros periodo en Irapuato, el Alcalde se salía por la tangente con lo cual conseguía que creciera el suspenso de que sí iría por otros tres años, si estaba seguro de que lo ganaría, si ya contaba con los méritos necesarios para ganarse el voto, si no tenía miedo de “aventarse” y salir perdiendo, de que si solo le estaba haciendo al cuento y finalmente luego de hacerla de emoción, pues al llegarse la fecha para presentar la carta de intención para ir por la reelección, tuvo que aceptar que si es su pretensión alargarse a los seis años seguidos de gobierno, porque su cuento principal se basa en “dar continuidad y culminación” a los proyectos que ya tiene en marcha y los que se están programando pero a largo plazo. Por fin y ya sin tanto cuento, envió su “carta de Intención” al Comité Directivo Estatal de su Partido Acción Nacional, para que sus analistas analicen a su militante y valorarlo para saber si cuenta con peso político y con méritos, para poder ser determinado como candidato a la reelección para Presidente Municipal de Irapuato en el lapso 2018-2021. Pero aunque se le apoye o no se le apoye y considerando que dicha carta sólo fue un trámite de pantalla para cuentear a los militantes azules de que todos tienen posibilidades de volver a calentar el lugar por otro trienio, ya que esto también implica a los síndicos y los regidores del Ayuntamiento, al final de cuentas ya se terminó con esta especulación de un cuento de fantasía que se sacó el Instituto Electoral del Estado de Guanajuato, disque para poder realizar grandes planes con la misma gente, aunque no deja de seguir siendo un ensayo, una prueba de laboratorio, usar acelerados y ambiciosos, para saber si en verdad si el Sufragio Efectivo Si Reelección funciona o si solo debe quedar en una loquera. Pero lo de Ricardo Ortiz Gutiérrez no tiene tanto de cuento, porque si se le considera el trabajo desarrollado unos meses antes de su segundo informe y lo que ha sucedido del primero de septiembre a la fecha, portándose como un Alcalde preocupado por su municipio y empeñado en trabajar, de manera sobre entendida ya se nota como hace labor de campaña y para ejemplo consideramos lo siguiente: En su primer año de gobierno no tomó en cuanta a las clases populares, se olvido de informar de sus planes, de su Plan de Gobierno, de los Grandes Proyectos, de terminar lo que le dejaron a medias, de hablar de sus obras bandera, de cumplir compromisos de campaña y otros detalles más, donde se notaron más las ocurrencias que la planeación. Pero él sabía su cuento y no le importaba lo que le criticaran, pues El sí sabía lo que hacía y por eso “no le temblaba la mano”, por lo que la gente pensó que habrá que dejarlo actuar para que respondiera con hechos. Ahora sucede que entre sus últimas giras de trabajo y las que se están programando para los siguientes meses, tendrá contacto constante y directo con la mayor cantidad de la población de los sectores populares, para salirles con el cuento de que si les está cumpliendo. Se jacta de inaugurar parques vecinales y decir que mejora la calidad de vida de los beneficiarios, aporta apoyo para el sector agroalimentario del municipio con entrega de insumos a campesinos temporaleros, visita comunidades grandes y pequeñas para señalar que cuando menos una obra del municipio se realizará en las 135 comunidades de Irapuato. Pero ahí no termina el cuento. Ahora sucede que ya puede presumir de su campaña de bacheo, del mantenimiento permanente y de la modernización del tercer cinturón vial y Solidaridad, así como los beneficios que significarán; no se olvida de los “abuelitos” de los estudiantes, de los discapacitados, de las colonias pobres o marginadas y de buscar dotar de servicios a la mayor cantidad de gente. Mayor ejemplo de rollo de precampaña es lo que se vio en acto con comerciantes en el Mercado Guerrero, donde anunció la remodelación y activación de mercados, de tianguis, de servicios mejores, de imagen y hasta anunciar que ya casi tiene en la bolsa otros cinco millones para el siguiente año. La Copa Comunidades, el llevar servicios de salud a las comunidades, el anunciar obras que ya están autorizadas y solo falta arrancarlas, así como otros detalles más, no son más que mensajes que piden una vez más el voto, decir que no le está haciendo al cuento y que de verdad quiere tres años más para completar su plan de tener una “Mejor Ciudad”. Este cuento apenas comienza y hay tiempo para ver si con hechos se gana el favor de los irapuatenses. GASTOS DE CAMPAÑAS POLITICAS……SE ACABO EL CUERNO DE LA ABUNDANCIA. Ahora sí que se las van a ver negras los partidos políticos, porque es un hecho que se acabó el cuento de la abundancia, el cuento del despilfarro disfrazado de honestidad de los candidatos, el cuento de que “necesitamos el dinero para campañas que nos entrega el Instituto Nacional Electoral, porque está legalmente constituido para repartirse a los partidos políticos”. Cualquier tipo de pretexto o de inventar algún cuento puede ser, según ellos, la justificación para que no se les quite “su dinero para campañas”. Suceda como suceda, hacemos un regreso a tiempos electorales de hace algunas décadas o quizás apenas de un par de lustros, cuando aún se escuchaban frases entre los políticos que buscarían un cargo de representación popular al dirigirse a sus coordinadores: Toma lo que necesites; no te midas en gastos; cuenta con lo que me estas pidiendo; por viáticos no paren; consíguete la gente que necesites; réntate una buena oficina; pon otra línea de teléfono; busca una buena secretaría y compra mobiliario; Contrata los mejores hoteles y restaurante a los lugares a donde vayamos; contrata gente para que te informe de lo que pasa en otras partes; que te preparen un buen proyecto de publicidad en los medios; programa ruedas de prensa en salones ejecutivos… Estas y muchísimas frases más se hacían familiares durante las campañas de los candidatos y de sus respectivos partidos políticos, puesto que a ellos no le estaba molestando para nada en su bolsillo, pues sólo aceptaban gastarse todo lo que el pueblo a través de su Instituto Electoral les había entregado. Claro que a la hora de entrega de cuentas, de presentar facturas y de comprobar los gastos, es cuando aparecían las desviaciones y las corruptelas y otras ruindades más manejadas por los grupos políticos. Pero ahora para el periodo electoral del 2018, considerando los desastres naturales que ha vivido el pueblo de México, los problemas económicos nacionales e internacionales, la marginación social de millones de mexicanos y la irracional aplicación del dinero del pueblo para las campañas políticas, han obligado a que en cuestión de financiamiento de campañas se presenten objeciones y se reclame que el dinero que recibirán los partidos ahora se enfoquen a reparar las zonas siniestradas. Se necesitan 37 mil 500 millones de pesos para reparar medianamente los daños y serán de mucha mayor utilidad que despilfarrarlos en lujos onerosos, dispendio y gastos sin mayor utilidad o beneficio social, sino que sólo servirán para hacer más ricos a decenas de políticos o activar la ambición de los que integran las nuevas corrientes de la lucha por los cargos del gobierno. Por eso es cuestión de unas semanas más para ver cuál es la realidad y que sin ser creadores de cuentos, podemos señalar que serán de austeridad; las que antes eran frases motivadoras, ahora serán frases estrictamente condicionadas o hasta en su momento denegadas; el ajuste de dinero reclamará en automático el autofinanciamiento o sacar la creatividad para aprovechar al máximo los recursos y ajustarse todos parejos el cinturón. Ya no podrán despilfarrar, ya no podrán salir con el cuento de que lo que se gasta es porque la campaña así lo demanda. Ahora llegarán frases como: No gastes de más; compra solo lo necesario y lo más económico; no contrates servicios sino que busca quien te pueda facilitar un espacio por unos días; programa tus viajes y no rentes ni te metas hoteles de lujo; no compres cosas que no van a ser de utilidad; pídele a los conocidos que te presten el material; no contrates más gente de la necesaria; no uses el celular para asuntos personales; conéctate con los cuates que patrocinen la publicidad y que no sea muy cara. Y así es como este cuento de la política vivirá una nueva aventura y podrá a prueba a todos los miembros del cuerpo de los partidos políticos. Este cuento de terror ya los tiene espantados y aunque hay quienes piensan que aún lo puede salvar el “pasar la charola”, sin duda que los antes aportadores se harán como que no ven y como que no oyen; mucho menos hablarán o levantarán la mano para decir: ¡Aquí estoy, cuenten conmigo! No. Será todo lo contrario y se envolverán en un absoluto silencio. Este es el cuento de que los partidos políticos no quieren romper el cochinito, pero tampoco los políticos cochinitos no quieren verse partidos. Este sí que será otro cuento de suspenso.

PASANDO DE LOS CUENTOS DE LOS ABUELOS A LOS CUENTOS DEL FUTURO. MODERNIZACION DE IRAPUATO.

Luego de dos años de gobierno de la actual administración municipal que encabeza el arquitecto Ricardo Ortiz Gutiérrez, donde ahora uno de sus propósitos principales es modernizar Irapuato, poner orden y organización, planear el futuro en cuanto a cómo debe crecer la localidad, lo mismo que seguir impulsando el crecimiento económico, industrial y productivo, así como seguir intentando que bajen los índices delictivos y se pueda dar una mejor garantía a la integridad de los habitantes, para lo cual el Alcalde ya tiene como justificación el aumento a los sueldos de los policías, las generaciones que ya han egresado de la Academia de Policía, los apoyos de los cuerpos de seguridad estatales, federales y de la Sedena, pero ahora también con la llegada de la Policía Militar que tendrá su base en Irapuato, podrá el Presidente Municipal decir que si se está trabajando y por eso a él también lo motivó su optimismo para que hiciera la presentación de su carta de intención para buscar la reelección por otros tres años al frente del municipio. Sea como tenga que ser, el proyecto de la modernización de la ciudad y los programas de apoyo social deberán ser los mejores puntos de atención para quien siga gobernando en los años por venir. La continuidad es muy importante, pero es mucho más importante que las cosas se hagan como están planeados y esto sin saber si se trata de una persona que quiere a Irapuato y que está dispuesta a colaborar con su trabajo, como también pudiera ser la cuestión de colores políticos, sino que la misma población está en su derecho de escoger a sus mandatarios y que se cumpla con lo que ya se tiene avizorado y no caer en el dilema de quien es el responsable de que nuestra ciudad siga cambiando su imagen tanto para quienes somos de aquí como para quienes se han establecido o vienen a conocer nuestro terruño. Construcción, renovación y adaptación de vialidades en puntos coyunturales de la ciudad, deberán de tener al final de cuentas un beneficio y un mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos, pues como lo señala Ricardo Ortiz, quiere una mejor ciudad. La experiencia de este segundo periodo de gobierno, luego del primero que sucedió hace quince años, debe ahora tener al Alcalde mucho más sensibilizado con llevar beneficio a todos los sectores de nuestra sociedad, ya sean benefactores materiales, morales, de infraestructura, de servicios, económicos y todo lo que pueda ubicarlo en una posición de calidad humana y no que anteponga el cuento de la política como condición para poder seguir con sus objetivos. Los hechos y el cumplimiento de compromisos lo seguirán dando a conocer. Los propósitos no cumplidos y sobre todo los que ya están bien anunciados, serán la contra parte para que el mandatario municipal busque lograr el equilibrio en el gobierno para que precisamente se consiga la continuidad y ejecución de proyectos ahora calificados como de largo plazo. En el 2018 la efervescencia política será una buena prueba para quienes quieren reelegirse en su cargo. Ricardo Ortiz ya levantó la mano y ahora deberá de señalar cuáles son sus méritos y porque la gente debe mantener la confianza en él y en su gabinete. Aún faltan algunos meses por pasar para que se vaya aclarando el panorama de la reelección y poder seguir con los programas y proyectos. Pero en lo inmediato hay que seguir trabajando en la modernización y adecuación de nuestra ciudad y de nuestro municipio. Los aciertos del gobierno municipal en sus primeros dos años y lo que está por venir, serán una buena lección para que el cuento de mejorar se haga una realidad permanente.