Compartir
  • El 67.6 por ciento de los guanajuatenses que están siendo alfabetizados son mujeres.
  • El rango de edad con más mujeres atendidas corresponde a las de más de 35 años, quienes representan el 57 por ciento del total de beneficiarios.

Cuando Guadalupe TafoyaChávez de 40 años y vecina de la colonia Los Presidentes en el municipio de Pénjamo, Guanajuato, aprendió a leer y a escribir, dejó atrás una vida de limitaciones.

Madre de 7 hijos y dedicada al hogar, Guadalupe recuerda cómo el no saber leer y escribir le impedía visitar a su familia, ya que no sabía identificar las unidades del transporte público, mucho menos foráneo.

“Salía yo con mis niños pero estaban chiquitos y tenía que preguntarles a las personasy a veces la gente se molestaba o yo quería visitar a mis parientes que viven en Guadalajara, y pues yo no iba por lo mismo que no sabía agarrar el autobús para ir allá. Ahora sí ya sé cuál autobús agarrar y el nombre de dónde voy a ir”, aseguró entusiasmada.

Así como  en su momento Guadalupe fue atendida por asesores del Instituto de Alfabetización y Educación Básica para Adultos (INAEBA), actualmente 10 mil 826 guanajuatensesque no saben leer y escribir reciben orientación educativa para lograrlo. Del total de beneficiarios que son alfabetizados, las mujeres conforman el grupo más grande, siendo 7 mil 323 estudiantes; mientras que los hombres suman 3 mil 503 personas en atención.

Por otra parte, con 6 mil 181 beneficiarias, las mujeres en el rango de edad superior a los 35 años,representan el 57 por ciento del total de atenciones de INAEBA en alfabetización, principalmente en los municipios de León, Dolores Hidalgo, San Felipe, Salamanca e Irapuato.

Es el caso de Guadalupe que sus papás nunca la mandaron a la escuela siendo niña,estudió en su edad adulta motivada por sus hijos. Gracias a su empeño y con el apoyo de un asesor educativo de INAEBA, en 8 meses aprendió a leer y a escribir, y ahora está decidida a concluir su primaria.

“Yo dije, yo voy a seguir estudiando para aprender bien y ayudarles a mis hijos a hacer la tarea y sí aprendí. Mis hijos, me decían, ¿mamá, me ayudas? Y les decía: no sé leer ni escribir, pero voy a hacer la lucha para ayudarles y para escribir mi nombre porque no sabía nada, gracias a ellos (INAEBA), que me enseñaron y me tuvieron paciencia”, afirmó Guadalupe.

Cabe recordar que todos los trámites en el INAEBA son gratuitos. Tras obtener la constancia de alfabetización, los educandos que deciden seguir estudiando y concluyen su primaria y secundaria con la dependencia estatal, reciben un certificado con validez oficial correspondiente al nivel que acreditaron.