EDITORIAL-Dice el dicho que “es de sabios equivocarse”

Compartir

Dice el dicho que “es de sabios equivocarse”, pero en cuestiones de gobernar la equivocación sucede por no saber. La inseguridad en el municipio de Irapuato ya tiene sus antecedentes desde años atrás, pero cuando llegó la administración que encabeza Ricardo Ortiz Gutiérrez, destacó como su Eje principal de gobierno el de SEGURIDAD, del que se comprometió a que sería la solución para recuperar la seguridad de los ciudadanos, pero que hasta la fecha y luego de más de dos años de gobierno, el Alcalde solo ha tenido altibajos, pues todo lo ha manejado por números y como ejemplo está subir a Irapuato entre las primeras cincuenta ciudades más peligrosas del país y luego anunciar que ya habían salido de ese grupo. Luego que en Irapuato la delincuencia, los robos, los asaltos, los asesinatos, así como otros delitos más, a la llegada del actual gobierno se dijo que se actuaría con mano dura y con gente profesional en materia de seguridad, pero esto se vino abajo con los cambios de directores en la ahora Secretaría de Seguridad Ciudadana, lo que demuestra que las personas ni los resultados han cumplido con sus objetivos, porque mientras se declara que en unos aspectos han bajado los delitos, en otros los números aumentan y de esta situación vivimos a la fecha, queriendo las autoridades hacernos creer que con números su trabajo contra la delincuencia si ha tenido resultados. Pero echemos un vistazo a lo que se ha hecho para proteger la integridad de sus habitantes y de sus bienes. Para comenzar ya contamos con una Secretaría de Seguridad Ciudadana, un CECOM, se adquirieron 90 nuevas patrullas, equipamientos y armamento para los policías. Se cuenta con un Grupo de Reacción Inmediata (GERI), una policía montada, una policía canina, una academia de adiestramiento y formación de elementos, arcos de vigilancia en las entradas de la ciudad, un viaje que se hizo a Chihuahua para conocer su sistema de seguridad y aplicar estrategias, se ha solicitado el apoyo de fuerzas estatales, federales y del propio ejército, se ha aumentado el número de policías vecinales, autorizar la seguridad privada, aprobar fraccionamientos o zonas habitacionales con rejas, además de que está por llegar a principio del 2018 la Policía Militar. La autoridad que encabeza Ricardo Ortiz Gutiérrez y que lo secunda el titular de la Secretaría Samuel Ugalde García, no han disminuido la inseguridad en la localidad, pero la justificación con anuncios como señalar que se tiene a la policía mejor pagada en el Estado de Guanajuato, sus familias pueden utilizar el CIPOL, los hijos tienen derecho a becas, hay egresados de la Academia de donde ofreció que saldrían 500 nuevos elementos, se pidió la actuación con más energía de las autoridades judiciales del estado y de la Federación, que el sistema de Juicios Orales no funciona, que podría entrar la “legítima defensa”. Samuel Ugalde también ha destacado desde que se hizo cargo de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, que elaboraría un plan estratégico y de táctica para actuar, que se tenía una zonificación de áreas conflictivas en Irapuato, identificación de malvivientes, ubicación de delincuentes, recorridos más continuos de las policías en los barrios, actuación ante una llamada en menos de tres minutos, que han bajado las balaceras, los robos y los accidentes por ebriedad, bajó el robo a trenes y que el huachicoleo corresponde al gobierno federal y no al municipal, que la corporación es preventiva y no de actuación directa y tanto más que se ha escuchado. El Alcalde Ricardo Ortiz a últimas fechas ha querido contrarrestar con palabras y hechos aislados, que la inseguridad ha disminuido y claro que la población no se la cree, luego de la psicosis que se formó con la detención de un integrante del crimen organizado en días atrás, pero para ponerle la cereza al pastel ahora hasta se anunció la creación del Grupo de Coordinación Irapuato, donde se contará con más apoyo del gobierno federal, lo que constituirá una herramienta más para seguir en la lucha. El Alcalde ya re huye a tratar el tema de seguridad ante las fuentes informativas y grupos de la sociedad, justifica que todos son culpables menos la autoridad municipal, que había un grupo desestabilizador, pero que en Irapuato no pasa nada, aunque la delincuencia sigue en aumento y apareció la famosa “puerta giratoria”, que existe en todo el país y con sus mensajes intenta brindar confianza, cuando ya la tendencia que ha demostrado es que su interés es político para reelegirse y seguir tres años más en el gobierno de Irapuato y por eso presentó su Carta Intención, por lo que será cuestión de unas semanas para saber dónde queda ubicada la imagen de Ricardo Ortiz Gutiérrez y será cuando la población de nuevo expresará: ¡Oh! ¿ y ahora quien podrá defendernos?. Pues la respuesta más inmediata será que los ciudadanos se defiendan solitos, con sus propios recursos, apliquen la ley de la selva, cobren ojo por ojo, aparezcan justicieros y redentores o definitivamente encomendarnos al cielo para que no nos caída la inseguridad ni en la calle ni en nuestras casas.