Compartir

Irapuato, Gto. 22 de octubre del 2017.-Convencidos de que los trabajadores de la Industria de la Construcción no cuentan con una verdadera defensa de sus derechos en los sindicatos tradicionales que se han preocupado más por ser incluidos en la política que por defender los derechos de los trabajadores, nació el sindicato de transportistas y Trabajadores de la construcción y procesos Industriales de México.

El Presidente Nacional de la Asociación Méxicana de la Industria de la Construcción, Francisco Gallo Palmer, dijó que en la actualidad los Sindicatos han olvidado su principal objetivo que es defender los   intereses de los Trabajadores, por dedicarse a buscar puestos políticos en los tres niveles de gobierno.

“Estamos muy preocupados por nuestros trabajadores y de ahí nace la inquietud de que se conforme un sindicato que trabaje de manera paralela con la asociación”

En Guanajuato son 20 las empresas agremiadas a la Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción, y buscaran que sus trabajadores se agremien al sindicato de reciente creación encabezado por Hugo Carmona Rodríguez que afirmá que una de sus primeras acciones será buscar que las empresas afiliadas a la  AMIC, obtengan contratos de la obra pública local para que el recurso económico se quede en el municipio o estado que está generando el trabajo  y que por supuesto el empleo se otorgue también al trabajador local, porque señaló  que las empresas foráneas, también llegan con sus trabajadores de fuera por lo que es nulo el beneficio económico en la localidad donde se está  llevando a cabo alguna obra.