EL PRI ENFILADO PARA PASEAR SUS CANDIDATOS

Compartir

PRESIDENCIAL Y A GOBIERNOS DE LOS ESTADOS. EN GUANAJUATO, SÁNCHEZ, QUIERE “ELECCIÓN”.

En el trayecto presidencial. Los independientes y los priistas ya se metieron de lleno a la carrera por Los Pinos, en tanto la oposición real que hacen Morena, PAN y PRD, en la semana tendrán un “nuevo show” en la Cámara Alta de la Unión por el cese fulminante de Santiago Nieto de la Fepade – Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales-. El grupo de los sin partido, cuarenta y más, que requieren de las firmas para inscribirse como candidatos independientes, están metidos de lleno al proceso electoral 2018, tienen oportunidad de promoverse a la Presidencia de la República. Mientras el PAN y PRD buscan conformar un Frente Ciudadano, Morena fortalecerse más con AMLO, el PRI, se instaló en el proceso.

Efectos de la metodología. El priismo o más bien Los Pinos, seguramente no tiene garantizado el triunfo en los comicios, pero consiguió una manera para movilizar sus aspirantes a la candidatura presidencial; la Convención de Delegados con la Comisión de Postulación de las Candidaturas, sin “esquivar” los asuntos de género y jóvenes, y examen de conocimientos, que aplicará el ICADEP; el método al cual se incorporarán en territorio mexicano, el próximo mes, los nueve abanderados al gobiernos estatales donde estarán los guanajuatenses y los buscadores de la Jefatura de la Ciudad de México –CDMX-. Será un mes mínimo de las internas para llevar a las diversas plazas a sus ungidos, pero no todo será “miel sobre hojuelas”.

La cimiente de los conflictos. ¿Cómo le harán las dirigencias del PRI, a fin de atemperar las cuestiones en el país y en cada entidad por candidaturas Presidencial y Gobiernos Estatales? La nomenclatura confía en la caduca disciplina partidaria y el reparto más o menos equitativo de candidaturas. Enrique Peña Nieto ha impuesto algunos abanderados del PRI en los estados incluso dos veces en el suyo, Estado de México; los últimos “ganaron” sus respectivas elecciones, en ese territorio colocó a quienes consideró el más viable. En la causa Guanajuato, en donde el partido en poder de la República es oposición desde hace más de 25 años, no hay visos de “unidad” pero tampoco la “diferencia” encauzada hacia el triunfo, cuya cuota por la Presidencia de la República, es alrededor del Millón de votos.

SESIÓN PARA CATATÓNICOS. A quién le dan PAN que… Ante la difícil circunstancias que sobreviven los panistas en el estado debido a la carga de trabajo de Miguel Márquez que va por candidatura presidencial y los problemas entre cofradías, el PRI cree que en 2018, podría mejorar condición de minoría, incluso dar el salto y ganar la gubernatura de Guanajuato que perdió en una “concertacesión”. El aspirante Gerardo Sánchez que compite con su par Miguel Ángel Chico, está claro que en el estado, el método para la selección del abanderado tricolor al gobierno del estado, debe ser la “consulta a las bases” y en esa tarea está juntando sus esfuerzos para que el candidato, se promueva más durante la interna ante el predominio del PAN.