CON HONORES DESPIDEN AUTORIDADES MUNICIPALES A J. CRUZ VÁZQUEZ CHÁVEZ “CRUCITO”, EJEMPLO DE SERVIDOR PÚBLICO

Compartir

IRAPUATO, GTO., OCTUBRE 25 DE 2017.- Con honores, misa de cuerpo presente en el Templo de Nuestra Señora de la Soledad y el reconocimiento público del H. Ayuntamiento de Irapuato y del Presidente Municipal Ricardo Ortiz Gutiérrez, fue despedido a su última morada el oficial de la Dirección de Movilidad y Transporte J. Cruz Vázquez Chávez “Crucito” quien falleció el pasado lunes.

Por la mañana el Padre José Alfredo Cabrera oficio la misa en memoria de J. Cruz Vázquez Chávez, luego en la plaza de Los Fundadores se realizó el homenaje y sentido adiós a “Crucito”, ahí al Alcalde Ortiz Gutiérrez junto con la Presidenta del DIF Municipal Ana Isabel Ortiz García, el Secretario del Ayuntamiento Francisco Xavier Alcántara Torres y el Secretario de Seguridad Ciudadana Samuel Ugalde García montaron guardia de honor en torno al ataúd del ejemplar servidor público fallecido inesperadamente.

En el mensaje que dirigió a la familia el Primer Edil, dijo a la señora María Ayala que “Crucito” su esposo no fue solamente un servidor público, sino que a lo largo del tiempo se convirtió en un amigo y al hacer una reflexión que dirigió a quienes lo conocieron y compartieron el trabajo y sabían de su entrega, generosidad, trabajo, de su sonrisa franca y abierta, “y muchas de las veces no sabíamos que sufrimientos o que dolor podía traer dentro de sí, sin embargo siempre se mostraba con esa amabilidad que a todos nos consta”.

A los muchos irapuatenses que lo conocían y para quienes ven solamente las cosas malas de una autoridad, Ortiz Gutiérrez puso como claro ejemplo dentro del gobierno y de sus compañeros agentes de tránsito, policías y funcionarios públicos a J. Cruz Vázquez Chávez, “y quiero decirle a la sociedad que los buenos somos más y los buenos también están dentro de la corporación de seguridad Pública”.

Al conocerlo ampliamente desde hace más de 3 décadas, el Presidente Municipal Ricardo Ortiz Gutiérrez, precisó que J. Cruz trabajó en la dependencia de tránsito

durante 35 años y recordó como hace unos meses al festejarle, de manera sencilla, su cumpleaños utilizó, como casi siempre, su frase “Gracias, Papi, gracias” y por eso hoy se tenían que darle las gracias a “Crucito” y pidió despedirlo con esa misma frase.

Momentos emotivos fueron cuando el comandante Pedro Sánchez Sánchez pasó lista de presentes y al nombrar a J. Cruz Vázquez Chávez en tres ocasiones resonó la voz de sus

 

compañeros de la corporación al contestar ¡Presente¡ y enseguida la banda guerra de la Secretaría de Seguridad Ciudadana ejecutaron el toque reglamentario de silencio en honor a “Crucito”, para que en una unidad de la corporación fuera transportado el féretro hacia el panteón donde fue sepultado en su última morada.