Hasta 65 mil mujeres atendidas en la SSG deberán vacunarse contra la influenza para prevenir el contagio de la influenza

Compartir

Guanajuato, Guanajuato. 25 de octubre de 2017.- Hasta 65 mil mujeres embarazadas atendidas en control prenatal en la Secretaría de Salud son susceptibles de vacunarse contra la influenza, es necesario que la soliciten en la unidad de salud más cercana no tiene costo alguno, exhortó el Dr. Daniel Díaz Martínez.

Al estar presente en la vacunación de Esmeralda García Valtierra de 21 años de edad y con 28 semanas de gestación, el titular de la SSG dijo que es necesario que toda mujer que cursa embarazo se proteja contra la influenza.

En todo el sector salud del estado al año se reportan en promedio hasta 120 mil nacimientos de los cuales unos 65 mil son atendidos en hospitales de la SSG, que correspondería en números estimados al grosor de mujeres que en una etapa de embarazo podrían necesitar la vacuna.

Ya que la vacunación ayuda a proteger tanto a ella como a su bebés durante y hasta seis meses después de nacer, y es la mejor manera de disminuir las posibilidades de contraer la enfermedad.

#YaMeVacuné es el lema de esta temporada de inmunización, donde el virus de la influenza corre con mayor frecuente durante la temporada alta que corresponde de octubre del 2017 a marzo del 2018.

Las Secretaría de Salud dispone de una primera remesa para la temporada de influenza octubre 2017 – marzo 2018 de 126 mil dosis de vacunas de un total programado de 1 millón 591 mil 560 dosis, mismas que deberán estar aplicadas prioritariamente a más tardar en diciembre.

Los meses de octubre y noviembre son ideales para vacunarse contra la enfermedad y no en enero o febrero cuando ya se resienten más las bajas temperaturas y el virus este circulando con mayor intensidad. La respuesta inmune después de la aplicación de la vacuna es de 21 a 28 días.

La influenza se agudiza ante la presencia de frentes fríos que ponen en riesgo la salud de la población, favoreciendo la aparición del virus.

Explicó que las personas que deben aplicársela además de las embarazadas, son aquellas que forman parte de grupos blanco: niños de 6 a 59 meses de edad y adultos de más de 60 años de edad.

Y personas de grupos de riesgo como pacientes portadores de VIH, cáncer previa valoración, personal de salud, niñas y niños de 5 a 9 años de edad con factor riesgo con asma o con otras enfermedades pulmonares crónicas y/o cardiopatías, además en niños de 6 a 59 meses de edad.