C U E N T E A N D O (Noviembre)

Compartir

POR MASTROIANI.

EL CUENTO DE “IRAPUATO TE QUIERO LIMPIO” Y OTRAS LLAMARADAS DE PETATE.

Promoción en medios, en eventos públicos, llamando la atención de la ciudadanía por un buen tiempo, para que se dieran cuenta de la campaña denominada “Irapuato Te Quiero Limpio”, lanzada por la administración de Ricardo Ortiz Gutiérrez, pues el “jefe” salió con el cuento de que “su pueblote” todavía estaba muy cochino y había que hacer una campaña intensa y a discreción, junto con la concientización de la ciudadanía para que barriera el frente de sus casas, limpiaran baldíos, no pegaran o colgaran publicidades y otras condiciones que de no ser cumplidas, serían sujetas de multas del municipio, con lo que se quiso espantar a la gente con este cuento, que al final terminó siendo una llamarada de petate y vamos a ver porque: La recolección de basura sigue siendo deficiente y desordenada, el barrido manual se realiza en áreas exclusivas, los lotes baldíos están hasta en el centro de la ciudad y nadie dice “son míos”; el grafiti se sigue haciendo presente en el primer cuadro de la ciudad y peor aún en el centro histórico de Irapuato. La cuadrilla que se integró para limpiar de publicidad postes y espacios abiertos finamente no completó su objetivo y la publicidad sigue apareciendo y no se sabe si el municipio los multa, porque tienen un teléfono o una dirección, como en el caso de los empleos o préstamos inmediatos que se ven en los postes del centro. Se habló de aumentar los camiones recolectores del municipio y mantener la concesión de particulares, se limpiaron terrenos en lugar de multar a dueños, no se instalaron cercas para evitar basureros, el mismo municipio pone el mal ejemplo al pegar o colgar publicidad de “X” evento en pleno corazón de la ciudad fresera y no se sabe de multa alguna y lo que falta aún, se vienen los festejos del mes de diciembre que significan más basura, más riesgos de incendios, más contaminación más basura por todos lados, por lo que dicha campaña ha sido puro cuento eso de que: “mi amor, te quiero bien limpio”. Hasta regalaron cubetas, escobas, trapeadores y jabón, pensando que su buena acción ablandaría el corazón de los irapuatenses, en un trabajo que en su mayor parte le corresponde hacer al municipio. ¿Volveremos a conocer de este cuento cuando inicie la propaganda de las campañas políticas? Esto sí es un cuento de suspenso.
EL MUNICIPIO OFRECE COMPROMISOS, PERO SON PUROS CUENTOS. En los últimos meses que han transcurrido y hasta la fecha, la administración municipal de Ricardo Ortiz Gutiérrez, Alcalde de Irapuato, así como el Gobierno Estatal que dirige Miguel Márquez Márquez, los cuales se encuentran en el ejercicio de su tercero y sexto año de actividad, o sea en el último año, se han hecho notar a la población con el ofrecimiento de más compromisos para “beneficio” de los guanajuatenses, lo que viene a ser un cuento que ya nadie se los cree. En el caso de Ricardo Ortiz Gutiérrez, cuando llegó a la Presidencia de Irapuato, se encontró con una población, harta de palabras, de engaños, de compromisos no cumplidos, de obras no terminadas, una ciudad insegura, llena de baches, en la penumbra, malos servicios y tantas cosas más, que fueron heredadas por el Gobierno de Sixto Zetina Soto y contra lo cual la presente administración tenía que corregir el rumbo de inmediato. Han pasado más de dos años de gobierno en Irapuato; le quedan once meses de mandato a Ricardo Ortiz, o tal vez menos si quiere ir por la reelección, pero debe tener presente y enfrentar la realidad que la misma población le señala: está enojada, enfadada, decepcionada, incrédula de que en este tiempo que falta en el trienio, se pueda llegar a cumplir muchos de los ofrecimientos que se hicieron desde hace más de dos años. Claro que se ejecutan grandes obras, unas que inició la administración 2012-2015 y que no fueron terminadas y se las cargaron al nuevo mandato 2015-2018, que con resignación no pudo hacerle al cuento y está completando y hasta saludando con sombrero ajeno. Otras que se iniciaron en el actual mandato y que tienen y tendrán trascendencia para la ciudad, aunque se trate de obras estructurales determinadas para puntos específicos de la ciudad, como lo son el tercer y cuarto cinturón, lo mismo que el paseo Solidaridad, que por cierto ya comienzan a temblar por cuestión de recursos y atraso de obra; Un eje de Movilidad que no se ha podido concretar de manera que ofrezca credibilidad a la ciudadanía de que se sabe cómo hacer las cosas, pero tienen muchas y más notables fallas. Congestionamientos a diario y en muchos lugares, falta de señalamientos, de semáforos, de elementos de tránsito y otros detalles más que se quieren tapar con pintar camellones, poner rayas y flechas en las avenidas, así como decir que se está mejorando. Para la población esto es puro cuento. El Presidente Municipal Ricardo Ortiz quiere levantar imagen y luego de que casi no hablaba cuando tomó el cargo, se quería cuentear a los medios diciendo que aplicaría su conocimiento y su experiencia, cuando al poco tiempo despertó y vio que Irapuato no era lo que había dejado hace quince años, sino que ahora el progreso exige dar mucho más de Sí. Para concluir diremos que esta administración volverá a dejar enojada, furiosa, frustrada y engañada a muchos habitantes que creyeron en el Alcalde que repetía y que ahora declara que va por un tercer round como “La Barby” Juárez. Pero ya no le va a alcanzar el tiempo para que le crean el cuento. Habla de grandes planes, proyectos, programas, inversiones y muchos beneficios más que si no los hace él, otros sabrán lo que se debe continuar.
APLACAN A TRANSPORTISTAS, PERO YA AFINAN SU ATAQUE. UN CUENTO DE SUSPENSO Y GUERRA. Finalmente parece que se dio una tregua entre los concesionarios del transporte público de Irapuato y la Administración de Ricardo Ortiz Gutiérrez, Presidente Municipal de Irapuato, porque la tensión en cuanto al aumento del pasaje, el paro de los transportistas, las quejas de insolvencia del servicio, la falta de capital para renovar unidades y otros detalles más que se dan en esto del traslado urbano económico, parece que se ha podido aplacar por ambas partes, pues se ha acordado sentarse a intercambiar puntos de vista y posibles soluciones y respuestas en las mesas de trabajo que se han programado, de lo cual esperamos que no le estén haciendo al cuento aunque se señala que si hay avances, pero mientras no se tengan resultados concretos, la postura del Municipio es que por lo que resta del 2017 no habrá aumento al precio del pasaje de ocho pesos normal y 6 pesos preferencial. Fue hace poco más de dos años que se elevó el precio de siete a ocho pesos, pues en ese tiempo el gobierno municipal quiso ser bueno y justo con los “sufridos” camioneros. Los permisionarios ahora quieren que suban dos pesos más, o sea llegar a diez pesos por pasaje, lo que de momento no ha sido autorizado por el Gobierno Municipal, pero sin duda que esto no se quedará como un cuento. Hay que ver cuánto aguantan ambas partes, si consideramos que la Presidencia se siente fuerte en su postura, no le tiembla la mano y no le está haciendo al cuento, aunque esto se verá a principios del 2018 y cuando la política entre más en efervescencia. No tiembla la mano para que los concesionarios cumplan con renovar unidades, reprogramar rutas y horarios, capacitar choferes y trato al usuario, ser responsables para bajar accidentes de vialidad y evitar hasta víctimas humanas, con lo que se considera que sí los han aplacado por un tiempo, aunque el cuento no se ha terminado. Este tema tipo cuento se podrá reavivar en cuestión de semanas, porque el herido requiere recuperarse, disminuir sus aquejamientos, sus dolores, surtir sus medicinas, poder echar mano de apoyos y todo lo que los deje seguir respirando, para no morir y con esto que se acabe el cuento. Pero esto sólo es por hablar de un cuento de fantasía. Lo que viene se va a poner bueno, porque sí se vislumbra un aumento, aunque sea de un peso para el 2018, sin poder ubicar fecha, pero las cuestiones políticas obligarán desde sus diferentes frentes a presionar para que se acepte lo que piden los transportistas. Esto hará más de emoción el cuento, porque si en otros gobiernos han dejado serios problemas a sus sucesores, hay que considerar que la presente llegó a tapar agujeros, pero de nada servirá si solo sirvió para abrir otros y volver a dejar pendientes, demostrar fallas, incapacidad, pero sobre todo, dejar nuevamente a la ciudadanía enfurecida con su gobierno y sus representantes populares. Esperamos un cuento de suspenso, de aventuras, de fantasías, por lo que hay que preparar las palomitas.