Compartir

Los Rayados del Monterrey ratificaron su condición de favoritos y avanzaron sin ningún problema a la final del Torneo Apertura 2017,  en la que enfrentarán a Tigres de la UANL en el clásico del norte, luego de que con un triplete del argentino Rogelio Funes Mori derrotaron por 4-0 a Monarcas Morelia (global 5-0).

Monterrey aprovechó los errores y las facilidades defensivas que otorgó Morelia para definir el partido en menos de media hora, pese a la ausencia por lesión de su goleador colombiano Avilés Hurtado; sin embargo, el poder ofensivo del equipo regiomontano se mantuvo eficiente, lo que dio rápida ventaja a los Rayados.

El primer tanto se originó en un largo despeje del portero Hugo González que la defensa de Monarcas fildeó muy mal, dejaron botar el balón y Funes Mori les ganó la posición, el portero uruguayo Sebastián Sosa no decidió si salir o achicar, lo que permitió al delantero de la Pandilla fusilar con la derecha para el 1-0 al minuto 9`.

El cuadro local ante su público desplegó su futbol abierto y tuvo un par de opciones claras, pero en una el árbitro Jorge Rojas señaló un apretado fuera de juego y en la segunda Jorge Benítez cruzó demasiado su remate cuando estaba mano a mano ante el arquero michoacano.

Al minuto 17 parecía que Morelia se metía al partido, cuando Rojas sancionó una mano del argentino José María Basanta dentro del área como penal, el peruano Raúl Ruidiaz, goleador de Monarcas, cobró con potencia al lado derecho, pero González en un gran lance desvió para evitar el empate.

Dos minutos más tarde en el área Monarca vino un forcejeo entre Funes Mori y el defensor ecuatoriano Gabriel Achilier, el atacante del Monterrey cayó y Rojas sin dudar marcó la pena máxima.

El uruguayo Carlos Sánchez se encargó de convertirlo en gol con impecable disparo al ángulo lo que amplió el marcador 2-0 al minuto 19.

Un error grosero del guardameta moreliano originó el tercer tanto del Monterrey, fue en un servicio por alto de frente para el portero que Sosa soltó y el balón quedó para Funes Mori, quien solamente empujó para el 3-0 al 28 de tiempo corrido.

Para el segundo tiempo, Monterrey quitó el pie del acelerador, pero sin conceder ninguna posibilidad al Morelia de regresar al partido, ya que en ese momento tenía que marcar cuatro goles, pero lejos de que esto ocurriera, los Rayados marcaron el 4-0 al arranque del complemento.

La jugada nació por el costado izquierdo, donde Pabón mandó un servicio medido al área , donde con buen remate de cabeza Funes Mori venció a Sosa y dejó el marcador 4-0, lo que evidenció la disparidad de fuerzas entre ambos equipos.