Aprueban iniciativa para busca evitar la violencia político electoral contra la mujer

Compartir

Arcelia González González en septiembre presentó la iniciativa.

Guanajuato, Gto. La diputada local Arcelia González González aseguró que la dignidad y el respeto a la mujer, son los principales objetivos de la reforma al código penal que sancionará con cárcel e inhabilitación a ocupar cargos públicos a quien cometa violencia política contra las mujeres por razón de género, previo a la aprobación de la iniciativa para evitar la violencia político-electoral.

“No solo se pretende proscribir de nuestra realidad política todo acto u omisión de violencia a la mujer, por cuestión de género, en un mundo donde lo político y lo público han sido espacios mayoritariamente reservados o acondicionados para los hombres; sino con la cual colocamos a Guanajuato en la vanguardia legislativa en la materia” explicó.

González González presentó la iniciativa el mes pasado de septiembre y fue aprobada en la Comisión de Justicia ayer, y hoy el pleno del Congreso del Estado la avaló, dicha ley surtirá efectos una vez que sea publicada en el Diario Oficial.

La legisladora reconoció la apuesta que hicieron las diputadas y diputadas de las diversos partidos políticos al sumarse a reconocer y proteger los derechos de las mujeres, “hemos derribado muros con la coincidencia en el propósito” explicó.

“Cumplimos con una obligación históricamente relegada para ampliar la protección…se eliminan los obstáculos para que toda persona pueda desarrollar sus capacidades, la desigualdad de género sigue siendo uno de los grandes dilemas de nuestra democracia, máxime que las últimas reformas en materia de paridad de género y la mayor participación de las mujeres dentro de la política-electoral pueden incrementar los actos de violencia hacia las mujeres”

En la ahora ley se contemplan sanciones de dos cuatro años de prisión y de cien a cuatrocientos días de multa. Ademas de la suspensión de sus derechos políticos hasta por cuatro años, para quien dolorosamente anule o límite el ejercicio de los derechos políticos o de las funciones públicas a una mujer por razones de género.

“Hoy nos sumamos a la atención de un problema que ha mantenido la preocupación de organizaciones de la sociedad civil, donde numerosos actores, como mujeres electas, periodistas, académicas, e incluso tribunales electorales, han buscado visibilizar este problema. Estas organizaciones y actores buscan combatir la violencia y el acoso político con numerosas estrategias para proteger los derechos de las mujeres a la libre y plena participación política-electoral.

La violencia contra las mujeres ha sido una ofensa contra la dignidad humana, lo cual tiene un significado adicional cuando se propone imponer roles de género y una forma de dominación, subordinación y control de las mujeres como grupo” finalizó.