Sinfonía del Fauno MMCCCCXXX, Lunes 11/ Dic / 2017.

Compartir

EL PAN Y PRI DE GUANAJUATO, COMPAÑEROS DEL MISMO DOLOR. AGUARDAN LA DESIGNACIÓN DE SUS “ABANDERADOS” AL GOBIERNO DEL ESTADO.

Argumentos de la real grilla. En el momento, las decisiones en las dos principales “fuerzas políticas” que servirán de base para la integración de las dos coaliciones que competirán por el Gobierno del Estado de Guanajuato, aún no han definido, quiénes serán sus abanderados en el proceso electoral que ya lleva tres meses de iniciado. Los albiazules están transitando por la etapa de consolidación de su abanderado nacional para provocar posteriormente la cascada en las nueve entidades, en donde habrá elecciones entre ellas Guanajuato; los tricolores, el Comité Ejecutivo Nacional, les detuvo la convocatoria que les serviría para obtener el candidato a la gubernatura. En el PAN y PRI del estado los aspirantes aguardan el humo blanco

Conservadores; a lo hecho pecho. El plan desarrollado por el político queretano para conseguir la candidatura presidencial,  el ex Presidente Nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés, es de alto riesgo porque perturbó los intereses de las cofradías al interior que se reflejó en el discurso de apertura de campaña, como virtual abanderado de la alianza “Por México al Frente”. El Presidente sustituto del PAN, Damián Zepeda, será quien negocie con las partes afectadas para hacer los nuevos pactos o darles la despedida a los inconformes porque Anaya Cortés es de armas tomar, actividad básica para las designaciones de  candidatos a los gobiernos estatales: Diego Sinhué Rodríguez, Fernando Torres y Luis Alberto Villarreal, deberán de seguir picando piedra y como dijera Maquío: “Esto no lo para nadie”.

Dualidad; salud-enfermedad. La convocatoria que le serviría al priismo estatal para justificar en territorio guanajuatense, la unción del candidato que competirá por la gubernatura, no vio la luz la fecha señalada pues se estaban haciendo los análisis para apuntalar la campaña presidencial y competir para ganar el Gobierno del Estado. El posible “sacrificio” del ex Director General del IMSS, Mikel Arriola, competir por el gobierno de la Ciudad de México- CDMX- llevando la bandera tricolor en contra de Claudia Sheinbaum de Morena y Alejandra Barrales del PRD, le otorgó libertad o dispensa para opinar respecto de la designación del candidato tricolor en Guanajuato; exigió un arqueo de posibilidades pues busca que en los estados, donde el PRI es oposición, los Delgados del IMSS sean abanderados.

SESIÓN PARA CATATÓNICOS. Las carnes en el espetón. Los buscadores de candidaturas que mandarán las coaliciones por el gobierno estatal, el abanderado del PAN que llevará al PRD y Movimiento Ciudadano; al igual que el candidato del  PRI que caminará trabajosamente con el PVEM y el PANAL de los profesores, están en veremos puesto que las dirigencias nacionales de sus institutos políticos, están realizando sesudas revisiones de las proyecciones. En el PRI, a los dos aspirantes que estaban cerca de la decisión, Miguel Ángel Chico Herrera y Gerardo Sánchez García, les saltaron otros deseosos con la   “piña de poderles ganar” pero está pesando más una propuesta de Mikel Arriola. Noche de serenata a la Virgen de Guadalupe y mañanitas mañana; el priismo de Guanajuato velará armas.