Compartir

Irapuato, Guanajuato.12 de diciembre del 2017.- Las bajas temperaturas registradas en la Entidad  han propiciado un incremento del 12.7%  en atención de enfermedades agudas respiratorias, como son  faringitis, tos ferina y las enfermedades neumocócicas que se atienden en las áreas de urgencias o en las consultas externas en los hospitales, informó el Secretario de Salud en Guanajuato, Daniel Diaz Martiínez, quien agrego que a pesar de la cifra anterior, hay una disminución del  40% de los pacientes que se tienen que hospitalizar y esto se debe a la campaña de vacunación contra la influenza y a las medidas de preventivas que ha tomado la ciudadanía.

Diaz Martinez comento que afortunadamente no se han registrado muertes por influenza y ya se han aplicado 550 mil vacunas a los grupos mas vulnerable de una meta de 800 mil vacunas que se fijo la Secretaria de Salud.

El Secretario de Salud, afirmó que la Dependencia a su cargo se mantiene en alerta con una supervisión permanente en todas las unidades para verificar que cuenten con el medicamento necesario en caso de que detecten algún caso de influenza.

El funcionario recordó que se esperan temperaturas más frías  por lo que se deben redoblar las precauciones  pues además de protegerse del frío, la contaminación es otro factor en contra que propicia la aparición de enfermedades crónicas respiratorias.

También este martes, en beneficio de más de 19 mil personas, se entregó el Centro de Atención Integral de Servicios Esenciales de Salud –CAISES de Romita  mismo que se encuentra al 98 por ciento en cuanto a su construcción  por lo que se iniciara el proceso de equipamiento para inaugurarse en el año 2018.

En este CAISES, se invirtieron más de 40 millones de pesos dijo el  secretario de salud quien agregó  que ya  suman 107 las unidades médicas entregadas en esta  gestión.

En este lugar el Secretario de Salud insistió en el llamado a la prevención  para evitar contagios, cabe resaltar que los síntomas de una infección respiratoria aguda suelen presentarse con tos, dolor de cabeza, fiebre, irritabilidad, ronquera, dolor o secreción de oído y nariz tapada por secreción de moco; ante la presencia de alguno de ellos se recomienda acudir al centro de salud más cercano y evitar  automedicarse.