RECOMIENDA NEUMÓLOGO DEL IMSS A PACIENTES CON ASMA PROTEGERSE DEL FRÍO.

Compartir

El asma bronquial es un padecimiento inflamatorio reversible de las vías aéreas pequeñas, que se caracteriza por la disminución de la luz de los bronquios y el aumento de flemas.

El jefe de Neumología de la Unidad Médica de Alta Especialidad No. 1, del Instituto Mexicano del Seguro Social, Carlos Robledo Fajardo, comentó que “entre las causas se tienen identificados varios factores que la desencadenan; uno de ellos es padecer problemas en la nariz del tipo de los pólipos nasales y otro es tener infecciones de repetición de las vías respiratorias bajas”.

Indicó que otras causas son el reflujo gastroesofágico, sobrepeso y obesidad, alergia al frío y de origen emocional. El paciente con una crisis de asma tiene sensación de ahogo, falta de aire, no puede hablar, no pronuncia palabras completas, es un estado agudo de estrés respiratorio.

Llegan a presentar color morado en dedos de las manos y la boca. En una crisis en caso de no ser atendidos oportunamente pueden presentar un paro respiratorio. Hay quienes incluso requieren ventilación mecánica con intubación para abrir las vías respiratorias.

En cuanto a medidas preventivas, recomendó que al padecer gripe y tos no se deje pasar y acudir al médico familiar para revisión y así evitar complicaciones como el asma.

Señaló Robledo Fajardo la importancia que en esta temporada de temperaturas bajas, la población debe cubrirse bien del frío para evitar desde padecimientos sencillos hasta más complejos como el asma.  El 30% de la consulta en neumología, de la UMAE No. 1, es por asma bronquial.