REDUCE GUANAJUATO 11.2 POR CIENTO EL ÍNDICE DE REZAGO EDUCATIVO.

Compartir
  • De esta manera se supera la meta sexenal antes de concluir la administración.
  • En alfabetización, la entidad también logró reducir el porcentaje de guanajuatenses que no sabían leer ni escribir del 8.2 al 5.5 por ciento de su población.

 El Gobierno del Estado, a través de los programas educativos del INAEBA, permite que cada vez más guanajuatenses salgan del rezago educativo y tengan mejores condiciones de vida.

El estado de Guanajuato redujo en 11.2 por ciento su índice de rezago educativo entre los años 2010 y 2016, con lo que se superó la meta sexenal pactada al inicio de la administración, la cual se había fijado en el 8 por ciento.

Además, el indicador del analfabetismo en el estado disminuyó 2.7 puntos porcentuales, colocándose al cierre del 2016 en 5.5 por ciento, según la estimación de la población de 15 años y más en rezago educativo con base al Censo de Población y Vivienda 2010 de INEGI y a la Encuesta Intercensal 2015 del mismo organismo.

“La meta de este gobierno era 41.1 por ciento (en rezago educativo); lo rebasamos. Cerramos en el 2016 con el 37.9 por ciento de rezago educativo y 5.5 por ciento de analfabetismo, quiere decir con eso que logramos superar las metas desde el año pasado.

“Si nosotros integramos los datos 2017, esperemos que estemos ya prácticamente en la media nacional del rezago educativo”, aseguró la directora general del Instituto de Alfabetización y Educación Básica para Adultos (INAEBA), Esther Angélica Medina Rivero.

De acuerdo al censo del INEGI, en 2010 un millón 838 mil 463 guanajuatenses mayores de 15 años no habían concluido su primaria o secundaria, representando el 49.1 por ciento de la población total. Al cierre del 2016, un millón 588 mil 623 personas se encontraban en esta condición, lo que representa una cifra del  37.9 por ciento.

Más allá de los números, la directora del INAEBA, aseguró que dejar atrás el rezago educativo y contar con el certificado de educación básica, les permite a los guanajuatenses acceder a mejores condiciones de vida.

“Hoy tenemos jóvenes en edad económicamente activos (que dejaron atrás el rezago educativo), así como madres y padres de familia y ésta es sin duda alguna la oportunidad para tener mejores posibilidades de empleo y con ello prestaciones que hasta antes no tenían como seguridad social y posibilidad de una vivienda”, afirmó.

El tema de la alfabetización, para el 2010 había en Guanajuato 306 mil 713 personas que no sabían leer ni escribir, lo que representaba el 8.2 por ciento de la población en el estado. El avance en ese rubro representó una disminución del 5.5 por ciento al cierre del 2016, con 231 mil 733 personas no sabían leer ni escribir.