C U E N T E A N D O POR: MASTROIANI.

Compartir

 

INICIO DE UN CUENTO DE BATALLAS ENTRE PROTECTORES Y MALECHORES. Finalmente de las palabras se tiene que pasar a los hechos; de los números maquillados a los números reales; de una aparente lucha a la delincuencia, a una verdadera batalla para borrar al enemigo, pero además de un clima de tensión entre la ciudadanía para saber cómo se darán las cosas en los siguientes días para saber cómo se desarrolla este cuento, que ya involucra como actores a autoridades del Ejército Mexicano, Gobierno Federal, Gobierno Estatal y Gobierno Municipal, que ahora formando un frente común y con una estrategia y un mando bien definido, vienen a ser la esperanza de los habitantes de los municipio de Guanajuato, para que baje significativamente la inseguridad, que no siga prevaleciendo la ingobernabilidad, que se castigue la indisciplina y que no salgan con el cuento de que se está trabajando fuerte y a fondo para combatir tanto a pequeños, como a medianos y grandes delincuentes, que tienen acosados a los habitantes de todas las ciudades en lo que pareciera ser un cuento elaborado por un guionista para que se haga la realización, cuando sucede que ya el destino nos alcanzó. Los desafortunados hechos de sangre que se han dado durante el mes de enero, la forma en que se han cometido, los diferentes tipos de víctimas que causaron, el dolor inyectado a decenas de familias y el miedo que sigue aumentando en la sociedad, obliga y exige a todos los gobiernos y a los mismos poderes de la Federación, que ya se actúe con energía y con resultados que levanten la moral de miles o millones de afectados. En el caso de Irapuato, aquí ya no se van a poder contar cuentos de trabajar contra la inseguridad, porque ya estará en activo un apoyo de fuerzas militares, policías federales, fuerzas del estado y la policía del municipio, lo que demandará que los resultados se presenten en el corto plazo, pues ahora o se dan reportes con cifras reales y se demuestra que se está trabajando con efectividad; que disminuye la delincuencia y aumenta la confianza en los ciudadanos o de lo contrario, los mismos habitantes, los perjudicados, la gente cercana a las víctimas, deberán de llevar las cuentas por su propia iniciativa y saber que las medidas de seguridad y la llegada de más efectivos de protección sí dan resultados o pasan a ser un fracaso y a la vez una muestra de que realmente la delincuencia está apoderada de la gente, de sus bienes, se burla de las autoridades y que si al paso de algunas semanas o pocos meses, el panorama no haya cambiado y todo pasó a ser puro cuento. Urgen los resultados, urgen los cambios y modificación de leyes, de penas estrictas y bien definidas según el delito que se cometa, que esto no se vuelva un cuento de la política y que no siga la gente sintiéndose frustrada, con más miedo que antes y ahora hasta se podría desconfiar de los efectivos tanto en cuestión de seguridad, como en cuestiones de gobierno. La artillería ya está aquí; se dice de una estrategia bien establecida, de coordinación en mandos, de intercambio de información, de que no faltarán elementos para reforzar la pelea contra la delincuencia y otras cosas que ojalá nos lleven a pensar que todo fue puro cuento. UN CUENTO DE TRAICION, DE VENGANZA, DE ENVIDIA Y DE AMBICION. Estos son y seguirán siendo algunos de los aspectos que desde antes de que iniciara la efervescencia política, el cuento de un periodo de elecciones democráticas, que ahora ya está en activo y en lo que aún está por venir cuando se designe a los elegidos de cada partido político, de las coaliciones que se han formado o de los candidatos independientes que pasaron el examen de admisión, para poder estar en las boletas y ser calificados por la ciudadanía de los lugares donde habrá sufragios y donde incluso, este cuento

de elecciones del 2018, también llevan como primicia al Presidente de la República y a las dos Cámaras del Poder Legislativo, servirán o ya están siendo efectivos para desenmascarar a quienes pueden merecer uno o más de este tipo de calificativos, porque no pueden estarnos cuenteando, porque no podemos caer en la inocencia de que todos son buenos, de que todos ven por nuestro mejoramiento, de que todos cumplirán lo que ofrecen y que son los que deben de ser los elegidos por los votantes y que se les desechen los calificativos y otros “pequeños” defectos que pudieran contener ahora que ya estén oficialmente en campaña. No es necesario mencionar algún partido político en lo particular, ni ninguna de las coaliciones, ni dar nombres de candidatos designados o de los independientes, que aspiren a lograr algún cargo o incluso renovar su cargo, para cobrar por hacerle al cuento; para que sin que se los haya pedido la población, ya desde las precampañas se estén dando a conocer y la gente sepa de las cualidades y defectos como la envidia incluso con los del interior de su propia casa, de quienes entran a la batalla política. Porque sí se ven traidores a la causa y al gremio político del que eran discípulos y fieles seguidores de sus causas; ya se pueden identificar a quienes buscan la venganza contra quienes en otro tiempo fueron sus allegados y que están cambiando de posición para poder saciar su deseo de cobrar venganza y con regalías. Un buen cuento para quienes quieren ver sangre. Porque hasta al interior de los mismos partidos políticos se descubre la envidia que existe entre los habitantes de la misma casa, porque se considera que los que son no deberían ser y que los que están no deberían estar, que a unos se les considera más que otros, que a unos se les da más que otros, que hay unos que son unos irresponsables y otras envidias que a lo único que conducen es que la misma gente se dé cuenta del cuento y vea que las estructuras internas de las instituciones políticas, no están tan bien cimentadas como lo exaltan con grandes alabanzas y con grandes inundaciones de publicidad que definitivamente ya enfada, pero que apenas va comenzando. Y tampoco le están haciendo al cuento quienes por el deseo de mandar, de gobernar, por la ambición de poder, por el dominio de las masas, de los capitales y de la nación, ponen de carne de cañón a los más débiles; a los ingenuos que son engañados con fantasías de alcanzar la gloria; a quienes se creen indispensables por sus conocimientos, por sus acciones y sus experiencias y que al final del camino, también sabrán que se los cuentearon, porque el ambicioso una vez obtenido el poder, se dedicará a lo que a él le conviene y a los demás los deja engañados con un cuento de que serían congratulados y recompensados por el servicio proporcionado. ´¿QUIERE RICARDO ORTIZ GUTIERREZ, SEGUIR HACIENDOLE AL CUENTO CON LA REELECCION?… Para poder respondernos esta duda sólo es cuestión de que pasen unos días más, pues quienes aspiran a contender por la Presidencia Municipal de Irapuato, gentes de otros partidos, los independientes e incluso gente que milita en su misma organización política, que hasta dicen que no es cuento y que de verdad quieren mandar, podrán aclarar esta incógnita cuando el PAN haga la designación oficial de su candidato común a la presidencia municipal, y a la vez que lo hagan los contrarios, se sabrá también quienes formarán el elenco de la lucha todos contra todos en el ring municipal. Pero no se trata de observar un panorama en particular, sino que hay que verlo en lo general, porque el tiempo que vivimos así lo exige y porque por todos lados están apareciendo las acciones y las reacciones de los actores de la política en sus diferentes niveles; gobernador, senador, diputado federal, diputado local, presidente municipal, reelección, candidatos independientes y hasta síndicos y regidores, además que ahora debemos sumar la equidad de género. En todo éste ámbito hay aún inmensas dudas porque mientras unos grupos han destapado sus cartas

para la contienda electoral, otros estarán esperando hasta los últimos momentos, para saber contra quien se enfrentarán en todos los espacios a pelear. Puros cuentos de suspenso que lo único que consiguen es que la población los mira con apatía, con desdén, los ignore y demuestre que en definitiva hay ciudadanos a quienes ya nos les importa ni quienes sean candidatos, ni que buenas intenciones quieran traer o hacer, porque el pueblo ya está muy cansado de que todos los aspirantes salgan con sus cuentos de incredulidad. Hemos platicado con gente de diversos sectores sociales y en lo que corresponde a este año político, sus opiniones son de frustración, de coraje, del deseo de aplacarlos a todos de un solo golpe de que se sigan burlando de la gente y despojándolos de su dinero, por lo que ya no creen en sus cuentos de compromisos a cumplir si llegan a su cargo. Sólo es necesario unos días más para saber quiénes quedan en definitiva y quienes quedaron sembrados, a quienes los cuentearon sus partidos y a sus seguidores, quienes buscarán en un último estirón alcanzar alguna pizca de hueso o definitivamente desaparecerse y ver que todo esto de las elecciones se les volvió un cuento. Pero el cuento de la política aún no termina, porque luego de los registros ahora vendrá el trabajo de los de todos los colores o sectores, y habrá que estar pendientes también con que cuento van a salirnos para lograr votos. Esto también es una estresante duda….