Compartir

¿REBELIÓN EN LA GRANJA? LAS ACCIONES DE LOS INCONFORMES DEL PRI, PAN, PRD, ETC, SALTARON TARDÍAMENTE. EL FIN DEBE SER LA DEMOCRACIA

Mutaron sedición por inexperiencia. O ahorcan los hábitos, o les apachurran el nido; el llamado debe hacerse a todas las fuerzas políticas ante el escenario universal que les presenta el proceso electoral 2018. Debido a los privilegios del poder y la multiplicación de intereses de la Clase Política nacional, no habrá cargos de elección ni institutos políticos suficientes que satisfagan las necesidades y ambiciones. Se requeriría la especie de “segundo piso” para los buscadores del poder y ni así sería suficiente. La ambición desmedida de los políticos, por cierto contrasta con el desconocimiento de los problemas más fundamentales de los habitantes del país, entidades y los municipios; carecen de proyectos para cara uno de los cargos.

Los rasgos de los gobiernos. Mientras los conflictos sociales se convierten en problemas “casi irresolubles” porque los tres niveles de los gobierno, se han abocado a la búsqueda de las respuestas fáciles, dándose la oportunidad para la realización de diversos negocios, la sociedad sin la dinámica para encarar las decisiones fallidas, espera como una constante la solución desde el discurso. La compra de equipo tecnológico, significó en el sexenio federal y estatal que está feneciendo, el fin de la inseguridad; los “Escudos” obtenidos con gastos millonarios que al final de cuentas resultaron de parte de las autoridades los instrumentos más modernos para procurar y administrar la justicia, no viabilizaron la estructura de la Seguridad Pública.

Las consecuencias y el futuro. Aunque la economía nacional muestra un crecimiento constante, los empleos, a pesar de sus “salarios de miedo” se van multiplicando; pero los problemas y especialmente los viejos como la corrupción, la impunidad e inseguridad con la violencia inherente, resultaron intocados puesto que la clase política cree ciegamente que más temprano que tarde florecerán las soluciones o acabarán los delincuentes debido a su propia velocidad, sería su propio exterminio, o la “mejor de las escapatorias”, terminan el trienio y el sexenio, y aparecerán las oportunidades para renovar las promesas. Las campañas se reproducen sin importar la ideología ni la marca del suspirante; entonces la grilla interna en todos los partidos, no es problema, será el agregado de ocasión por una posición.

SESIÓN PARA CATATÓNICOS. De las malas inversiones. Los que le apuestan a la desgracia del partidario, seguramente, están ejerciendo su derecho a la venganza, aunque olviden que los mejores contactos lo tienen con su grupo de pertenencia. Las rebeliones no tienen sentido si resultan una misión de los distinguidos y los liderazgos marginados de diversos partidos políticos porque se arreglan con ajustes; las insurrecciones en las fuerzas políticas deben ser de fondo pues más que generar la esperanza de la sociedad sometida por los delincuentes con violencia generalizada por un cambio serio, serán las acciones por candidaturas pleitos entre carnalitos porque a uno le tocó más que a otro; cuento de siempre pues le apuestan al dedazo, designación y la tómbola; actos antidemocráticos ¡Nomás…!