Compartir

Irapuato, Guanajuato 01 de marzo del 2018. Por mayoría y en acalorada sesión de ayuntamiento se aprobó la concesión por 20 años del servicio de limpia a la empresa Gestión e Innovación en Servicios Ambientales (GISA).

Durante la discusión de la propuesta que fue votada en contra por la fracción priista del ayuntamiento de Irapuato,  se especificó que con la concesión del servicio se permitirá en el corto plazo mejorar la imagen urbana, reducir de 9 a 4 horas el tiempo que realizan un recorrido de recolección, evitar escurrimiento de lixiviados, impedir que haya fauna nociva en la basura que se pone en la calle en la espera de que llegue el camión recolector así como un cambio regular de las unidades recolectoras cada 7 años. Además, se extenderá el servicio de limpia a las comunidades rurales.

El presidente municipal, Ricardo Ortiz Gutierrez, aseguro que se esta atendiendo el requerimiento de la población y blindar un servicio de cobertura total y llegar a todos los rincones de la zona urbana y sub urbana, resalto que se analizaron ejemplos de concesiones en varias ciudades y estados, para conocer la forma en que operan y se realizaron los estudios para conocer cuanto le costaría al Municipio  la recolección y manejo por tonelada y un servicio igual al que prestaría una concesión, con la adquisición de camiones, tener la misma calidad de servicio que implicaría contratación de más personas y nueva tecnología, al municipio le costaría entre 500 y 525 pesos por tonelada, y la empresa a la que se le otorgó la concesión cobrará 425 pesos por tonelada lo cual económicamente es más rentable.

Ortiz Gutierrez, dijó que la dirección de aseo público no desaparecerá, sino que se rescatarán las mejores 4 0 5 unidades para dar servicios aleatorios, por ejemplo en el INFORUM y en comunidades como San Roque y Aldama o en eventos y áreas como eventos públicos donde no entra la concesión y los vehículos que están en malas condiciones, se haría una revisión de los mismos para decidir si se venden como chatarra o en partes.

Por su parte, la fracción del PRI insistió en que la concesión será un “mal negocio” debido a que desde su perspectiva, será mayor el gasto contratar una empresa que si el municipio invirtiera en este rubro, por lo que la propuesta fue votada en contra por los ediles del PRI y el regidor Rafael Rodriguez.