Compartir

• En el marco del foro “Las familias frente a los procesos de cambio social en el Siglo XXI”, organizado por el diputado Arturo Bravo Guadarrama.

• “Hay candidatos que, a partir de un discurso retrógrada e intolerante, tratan de convencer a la sociedad de que existe un solo modelo de familia, como Mikel Arriola”: Dip. Jesús Zambrano.

• Dip. Cristina Gaytán Hernández, vocera del GPPRD, recordó que este partido fue el primero en tener una secretaría de Diversidad Sexual y en impulsar candidaturas de personas identificadas con dicha causa

• A nuestro país le hace falta un partido totalmente liberal y estrictamente progresista: Dip. Hortensia Aragón.

Al participar en la inauguración del foro “Las familias frente a los procesos de cambio social en el Siglo XXI”, diputados del GPPRD refrendaron su compromiso por la defensa de los derechos humanos de las minorías y por la construcción de una realidad que incluya las visiones y pondere el respeto de todos los mexicanos.

El diputado Arturo Bravo Guadarrama –organizador del foro- sostuvo que el encuentro tiene por objetivo, reflexionar y discutir sobre los cambios socioculturales que impactan la vida cotidiana de las familias pues de acuerdo con el Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en nuestro país existen, por lo menos, 11 tipos distintos de familia clasificadas en tres principales grupos: la familia tradicional, conformada por padres e hijos que representa el 50 por ciento a nivel nacional; 42 por ciento

de familias en transición, donde no existe alguna de dichas figuras y las emergentes, constituidas por padres solteros, parejas reconstituidas o parejas homosexuales.

“En la actualidad, la institución familiar ha cambiado su estructura y conformación, pues interactúa y está sujeta a cambios y fenómenos sociales. Las familias han cambiado, pues se han modificado los modelos, tipo, su composición e integración, lo que nos pone frente a la necesidad de replantearla conceptualmente”, detalló el parlamentario.

Bravo Guadarrama agregó que el fortalecimento de las familias mexicanas contribuirá a una sociedad más justa e igualitaria, ya que las familias son la base de la sociedad y fuentes generadoras de valores como: respeto, solidaridad y cohesión social.

“Este foro pretende sentar las bases para comprender los nuevos paradigmas, ya que su comprensión facilitará que los nuevos modelos de familias sean respetados, valorados y reconocidos por nuestras leyes, dándoles certeza, dignidad y sobre todo, libertad a cada uno de sus miembros”, sostuvo Bravo.

Al hacer uso de la palabra, el vicecoordinador del GPPRD, Jesús Zambrano Grijalva, quien inauguró el foro, sostuvo que la familia no es una institución estática; sino que se transforma y transforma a la sociedad.

Explicó que de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Hogares de 2016 -realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)- en 17 por ciento del total de hogares en nuestro país, es encabezado por solo un padre y de estos, el 55 por ciento lo hace una mujer; además. La misma encuesta estima que 60 por ciento de los hogares a nivel nacional, ya no siguen el modelo tradicional de familia.

En la Ciudad de México –desde que fue reconocido el matrimonio igualitario- se han realizado más de 9 mil uniones de parejas del mismo sexo y de 2013 a la fecha se han concluido 17 procesos de adopción por familias homoparentales.

“De cara al proceso electoral en curso, es muy importante que este debate sea parte de las reflexiones. Hay candidatos que, a partir de un discurso retrógrada e intolerante, tratan de convencer a la sociedad de que existe un solo modelo de familia, como Mikel Arriola y como ya saben quién, que nunca se atrevió a legislar sobre este tema cuando fue jefe de Gobierno de la Ciudad de México y todavía dice que estos son temas que debieran ser puestos a consulta popular. Los derechos adquiridos por la sociedad no pueden ni deben ser sujetos de consulta, son derechos adquiridos y no hay que renunciar a ellos”, subrayó el parlamentario.

La vocera de los diputados del Sol Azteca, Cristina Gaytán Hernández, recordó que este partido fue el primero en tener una secretaría de Diversidad Sexual y en impulsar candidaturas de personas identificadas con la causa y subrayó que los derechos de la diversidad no son una concesión; sino la obligación del Estado mexicanos por garantizarlos.

“Para el PRD, los derechos de los mexicanos son nuestras causas; por lo que luchamos todos los días, presentamos iniciativas, hacemos foros, recorremos el país, hacemos publicaciones y presentaciones de libros, porque creemos que es importante dar a conocer cómo se piensa en el país. Nosotros estamos claros en que queremos una sociedad democrática, con libertad y justicia y esto no se puede dar pensando que quien es diferente tiene que ser acallado o que no puede tener los mismos derechos. En el PRD estamos comprometidos con las familias mexicanas. La familia tradicional que vivieron nuestros padres, no es la misma que está dándole vida a este México”, sostuvo la integrante de la Comisión de Derechos Humanos en San Lázaro.

Al hacer uso de la palabra, la diputada Hortensia Aragón Castillo sostuvo que “a nuestro país le hace falta un partido totalmente liberal y estrictamente progresista”, lo que implica que cuando

las cosas se pongan muy difíciles para avanzar, “lo menos que pudiéramos hacer es poner el pie duro para que los derechos humanos no retrocedan”.

“Si los candidatos que hoy existen no son capaces de defender el Estado de derecho, no pueden ser nuestros representantes en ninguna institución. El Estado de derecho establece que los derechos humanos son para todas las personas y entonces las feministas y los integrantes de la diversidad sexual tendrán que preguntarle: ‘si nosotros no somos personas, ahora explíquenos qué somos’. En medio de los debates, estos son temas vedados; coyuntural y estratégimanete vedados”, agregó la presidenta de la Comisión de Educación y Servicios Educativos.

En su intervención, Antonio Medina Trejo, secretario de la Diversidad Sexual del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, sostuvo que persiste un discurso de ideología conservadora que pretende imponer una sola visión de cómo debería estar conformada la familia, fenómeno que en otros países, ha permeado las instituciones e influido en el diseño de políticas públicas.

“Si la visión de creer que la familia es solamente: mamá, papá e hijitos permea en el imaginario político y entre quienes toman decisiones, sería algo terrible, porque un porcentaje muy amplio no necesariamente responde a esa realidad y queda fuera de ese contexto, de esa visión”, agregó