Buscan familias guanajuatenses mejorar su calidad de vida con la educación

Compartir

Con el objetivo de contar con más opciones de trabajo y mejorar la calidad de vida de su familia, Sara Hernández y Manuel Rojas, decidieron estudiar la secundaria a través de los servicios del Instituto de Alfabetización y Educación Básica para Adultos (INAEBA).

Ambos forman un matrimonio avecindado en la colonia Bellavista, del municipio de Irapuato, y han comenzado a estudiar a invitación de una asesora educativa de INAEBA, en un círculo de estudios que se ubica en un espacio adecuado por la asociación civil Acciones de Compasión.

Manuel tiene 30 años y trabaja en la obra. Sara tiene 23 años, es ama de casa y se dedica al cuidado de sus dos hijos.

“Yo soy maistro albañil y también le hacemos a todo, a la pintura, a la carpintería. Necesito el certificado de secundaria para acomodarme en una empresa porque con la primaria no se puede. En todos lados quieren secundaria, primaria ya no. Y necesito un trabajo formal donde me apoyen con el seguro, con prestaciones, porque yo trabajo por mi cuenta”, explicó Manuel.

Por su parte, Sara coincide con su esposo en que una vez que concluyan su secundaria, podrán certificarse y encontrar un mejor trabajo para “darles una mejor vida a los niños”.

Tanto Sara como Manuel, forman parte de la población atendida a través de la Coordinación de Zona de INAEBA en Irapuato.
De acuerdo a datos de la Encuesta Intercensal 2015 del INEGI, en Irapuato 126 mil 329 personas mayores de 15 años no concluyeron su educación básica. De ellos, 14 mil 350 no saben leer ni escribir, 34 mil 422 no terminaron la primaria y 77 mil 557 la secundaria.

Cabe recordar que todos los servicios de INAEBA son gratuitos y el certificado entregado por la dependencia estatal cuenta con validez oficial.