IMSS: MENINGITIS AFECTA CAPAS DEL CEREBRO.

Compartir

· Se clasifican en sub agudas, agudas, y crónicas

 · 24 de abril: Día Mundial de la Meningitis

La meningitis es una infección de las capas que cubren el cerebro, que es ocasionada por virus o bacterias. Existen las meningitis asépticas que inflaman las capas del cerebro sin ser secundarias a una infección, pero las más comunes son las infecciosas.

“Se provocan porque existe alguna infección cercana a la zona de la cabeza, por ejemplo una sinusitis crónica o una otitis y de ahí viene la infección; también por alguna infección en otra parte del cuerpo, que viaja a través de la sangre hasta llegar a las meninges”, señaló la neuróloga de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) No. 1, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Clara Elena Vázquez Díaz,.

Otra causa de meningitis es que después de un traumatismo, al quedar fracturada una parte del cráneo, éste quede expuesto al aire ambiente y pueda infectarse. Es un padecimiento que al detectarse a tiempo es curable en la mayoría de los casos.

Existen meningitis sub agudas, agudas y crónicas, por lo que dependiendo de su clasificación es el tipo de síntomas que presentan, pero en general son dolor de cabeza y temperatura alta, también llega a haber convulsiones y alteraciones de conciencia como cambios conductuales. De acuerdo a la edad y las características especiales del paciente se puede establecer con más exactitud qué bacterias estarían afectando su salud.

Otro tipo de meningitis es la tuberculosa que afecta con síntomas pulmonares aunque es de un avance más lento y los pacientes llegan a presentar dolor de cabeza durante meses y temperatura, pero no intensos, en ocasiones visión doble y es común en nuestro medio.

La especialista Vázquez Díaz comentó que los pacientes llegan a padecer rigidez de cuello. Para el diagnóstico, el especialista  se puede apoyar con una tomografía o resonancia magnética, según el caso, para confirmar la inflamación de meninges. Otra opción es tomar una muestra de líquido cefalorraquídeo para saber exactamente qué bicho está generando el problema.