Compartir

* El programa MSQ brinda a los asociados la oportunidad de mejorar sus servicios, su calidad y su eficiencia, incrementando su rentabilidad y competitividad, para garantizar su permanencia en un mercado globalizado.

León, Gto., a 26 de abril del 2018.- Un grupo de 28 empresarios del sector Cuero-Calzado, concluyeron su proceso de certificación Mexican Shoes Quality (MSQ) en su novena generación.

El programa MSQ brinda a los asociados la oportunidad de mejorar sus servicios, su calidad y su eficiencia, incrementando su rentabilidad y competitividad, para garantizar su permanencia en un mercado globalizado.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable (SDES), Guillermo Romero Pacheco reconoció el compromiso de los empresarios a fortalecerse a través de programas y acciones que los posicionen en nuevos mercados de comercialización.

En este sentido-refirió-, el desarrollo de la Industria 4.0, forma parte de los mecanismos de nuevos modelos de negocios en lo que las empresas locales pueden incursionar acompañadas de programas de capacitación como MSQ.

Desde el 2011 Mexican Sourcing Quality de la Asociación de Empresas Proveedoras Industriales de México (APIMEX), se vinculó con el programa para las empresas de Calzado Mexican Shoes Quality, dirigido por la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato (CICEG), creando relación estratégica que fortalece la cadena y aumenta su competitividad desde los insumos hasta el propio calzado.

MSQ cuenta con más de 9 años de experiencia en capacitación y adiestramiento a las empresas, con la finalidad de lograr un mayor conocimiento técnico, mejor ambiente de trabajo y mejora integral.

La certificación tiene validez por un año, y las empresas pueden renovar la certificación dentro de un mismo nivel o certificarse en un nivel superior.

Entre las ventajas competitivas que ofrece el programa a las empresas es la optimización de procesos, tiempo y recursos, mayor confiabilidad del cliente, estabilidad, y sustentabilidad, impulsándolas a ser más competitivas en el mercado nacional e internacional, además de brindarles la oportunidad de diversificarse a industrias que demandan altos estándares de calidad como la automotriz.