Compartir

Los elementos de Policía Municipal que murieron durante un enfrentamiento la mañana de este viernes, así como todos los caídos en cumplimiento de su deber, merecen todo nuestro respeto y agradecimiento.

Como ciudadanos es necesario reconocer la labor de aquellos que ponen en riesgo su integridad, e incluso, su vida por realizar su trabajo. Lamento profundamente que hayan muerto en la salvaguarda de la seguridad de los irapuatenses.

La muerte de estos elementos pone un tema importante sobre la mesa: debemos trabajar sí por buscar la dignificación de la labor de los policías por medio de mejores salarios, de mayor capacitación, de la mejora continua del equipo con el que realizan su labor. Además, es necesario buscar el trabajo conjunto entre los diferentes actores gubernamentales para que se generen las políticas y protocolos encaminados a proteger a los elementos entendiendo las necesidades específicas que encierra su labor: portar un arma, encarar presuntos delincuentes, manejar a altas velocidades, entre otras situaciones; también la necesaria formación para la atención médica inmediata a los heridos.

Agradecer a nuestros policías implica buscar su protección, implica generar las estrategias para que ellos y sus familias puedan estar tranquilos y lograr un desarrollo pleno por medio de su trabajo.

Es importante que hoy nos olvidemos de colores, es importante recordar que cada vida es valiosa. Hoy lamento el dolor que enfrentansusfamilias.