Sinfonía del Fauno/Etapa II/49/ Mayo de 018.

Compartir

SUSTANCIAL DE LOS DEBATES; LOS OBJETIVOS NO SE CUBRIERON. AL GOBIERNO ESTATAL CON PLAN MAÑOSO; AL SENADO, RELLENÓ DE “GALIMATÍAS”

Con requisitoria para “ganadores”. Esta semana se llevaron a cabo, los primeros “debates oficiales” entre los candidatos: a la gubernatura y al Senado de la República. Uno que montó el Instituto Electoral del Estado (IEEG) con muchos recursos a fin de que los guanajuatenses, conocieran las propuestas de una quinteta que compite por ocupar el cargo más importante de la entidad. El otro “sobre puesto” por el Instituto Nacional Electoral (INE), en las instalaciones que ocupa la Televisora Oficial TV 4, donde la decena de antagonistas de las fórmulas que buscan dos curules en la cámara alta batalló para concebir y responder las preguntas que rebotaron cual “provocadoras” de disonancia cognitiva. Los encuentros de ideas por los fines buscados se puede sostener que quedaron en “meros intentos”.

La mano que mece la cuna. Durante el debate del jueves, los organizadores locales se ajustaron a un formato que acumuló

una serie de temas que debido al número de los candidatos y los tiempos para el desarrollo, resultó materialmente complejo cuando no imposible de expresar debidamente sistematizado. O sea, a Diego Sinhué Rodríguez, Ricardo Sheffield, Gerardo Sánchez, Felipe Camarena y Bertha Solórzano, les encargaron presentar y desarrollar casi un proyecto de entidad federativa de un jalón. Los cuatro segmentos a desarrollar: Combate a la Corrupción y a la Impunidad; segundo, Seguridad Pública y Violencia; tercero, Derechos Humanos, Pluralismo y Grupos Vulnerables; y cuarto, Transparencia y Rendición de Cuentas. Nada para la imaginación ni chance para ubicar los problemas.

En la lógica de la tendencia. Los funcionarios electorales en el IEEG, le echaron las ganas para evitar la contaminación del debate, libre de pecados aunque en esencia sea un conflicto de confrontación de posturas; le quitaron tanto espacio y tiempo para evadir las críticas, lo cual obligó a los abanderados a ser más frontales frente a las autoridades y ajustar sus propuestas a los problemas de los tópicos solicitados. La consecuencia, el evento reflejó una oposición echada por delante – en contra

de Diego Sinhué del PAN en poder estatal- pero limitada con sus propuestas. Ricardo Sheffield, Gerardo Sánchez, Felipe Camarena y Bertha Solórzano, no se percataron que al criticar los gobiernos panistas agotarían sus tiempos. Ganaron en ese el juego los organizadores y sus amigos y gobierno del estado.

SESIÓN PARA CATATÓNICOS. Evento, carente de razón. Amén de la complejidad que significa el manejo de las parejas de candidatos al senado, dos fórmulas por representación, los que se encargaron de elaborar las preguntas por lo expresado de parte de los moderadores, fue un paquete de “galimatías” y a veces de juicios de valor; así, Azul Etcheverry, entregó sus propuesta sin más; Gerardo Zavala se encargó de la función del senador; Erandi Bermúdez de armar un conflicto entre las partes; Martha Lucía Micher, descubrió lo bueno y malo, los partidos son los malos, “menos” Morena el suyo y criticó a los panistas; Alejandra la Wera Reynoso, buscó estar al frente del grupo pero careció de tiempo; el resto de candidatos hicieron el papel de acompañantes. Por cierto el papel en el Senado, es difícil de explicar como de presentar los planes para el puesto.