Sinfonía del Fauno/Etapa II/50/ Lunes 21, de Mayo de 2018.

Compartir

LOS RELATIVOS DE LOS DEBATES, ACUSAN FALTA DE RESPUESTAS A LOS PROBLEMAS NACIONALES, ESTATALES Y MUNICIPALES. LA MANO Y LA TRAS.

Pelea la hay; porque la hay. “No hay Primera sin Segunda”. En la zona fronteriza, ese disminuido grupo de candidatos a la   presidencia de la República, ratificaron de que traen material suficiente para dar la pelea incluso un debate con propuestas más precisas porque los “referentes” para la construcción de sus diagnósticos los han exhibido aunque carecen del puenteo que les permita producir planes y programas para encarar los  problemas nacionales. Andrés López Obrador, José Antonio Meade Kuribreña, Ricardo Anaya Cortés y Jaime Rodríguez Calderón, durante los dos debates, sí, han confrontado puntos de vista hasta interpretaciones silvestres de “personalidades”; sin embargo las soluciones a los problemas las han esquivado.

Recelo a socializar las ideas. Los equipos de campaña tienen asesores como se puede constatar, que exhortan a sus clientes, los candidatos a comportarse de cierta manera y manoseando los “temas” a fin de evitarse conflictos frente al respetable, en particular los votantes indecisos. La reproducción del modelo en las otras “confrontaciones”, para los otros puestos públicos, resultan en “automático la tras de una mano”, debido a que la cultura del debate padece el anclaje académico y todavía no consigue su liberación; o sea, la masificación del instrumento político que podría servir al Estado para encontrar soluciones a los problemas hasta justificarse con las tomas de decisiones. Lo ocurrente en ese contexto, es producto de las carencias de  los candidatos que rebotan en pena ajena por las limitaciones.

Sin la cuota para la ciudadanía. Frente a tanta artificialidad e insana intención de los equipos de campaña, “los debates”, resultan el muestrario sociológico de las “frases hechas” como la descripción de rasgos de personalidad y la historia negra de cada abanderado. Se recordarán cosificaciones como “AMLO tiene un médico que ni Obama”; “El debate es para atacarme porque voy 25 puntos adelante”; “Véanlos ventilando para ver quién es más rata”. Además: “Un canallita demagogo. Ricky, riquín, canallín”; “No nos metas en la misma canasta”; “Ya dejen de robar a México; ya dejen de saquearlo”. En esa lógica la palabra o calificativo recurrente entre la cuartera: “Miente”.

SESIÓN PARA CATATÓNICOS. Casi el candidato de lujo. Llamó grandemente la atención de sus aliados y los opositores de la contienda, pues cuando todavía faltaban el mes de mayo y 27 de días de junio de campaña, Diego Sinhué Rodríguez, candidato de la coalición Por Guanajuato al Frente, se podría inferir que echó la casa por la ventaja ya que al cierre del abril, “Día del Niño”, llevaba gastados un total de 19 (diecinueve) Millones de pesos; faltándole sólo 2 (dos) Millones para llegar al “tope señalado” por la norma y reafirmado por el Instituto Electoral correspondiente. El alto riesgo para el delfín del 3M, porque está cerca de caer en la “Zona Roja” de las sanciones; y faltan los gastos para el cierre de campaña cuando reciban a Ricardo Ayala, y recursos para gastos importantes el Día “D”.