Compartir

* Edificios o viviendas antiguas en desuso representan peligro para la población irapuatense

* Autoridades Municipales notificaron ya a sus propietarios para que señalicen los inmuebles que presentan daños estructurales y por ello podrían derrumbarse

IRAPUATO; GTO. – MIÉRCOLES 23 DE MAYO DEL 2018.- Como parte de las acciones ordinarias enmarcadas en el Programa Operativo Anual (POA) de Protección Civil, personal de la dependencia reforzará e intensificará los recorridos de supervisión en aquellos inmuebles que significan riesgos para la población irapuatense, que presentan daños estructurales y que podrían venirse abajo.

El titular de Protección Civil Municipal, Juan Segoviano Tovar, estableció que el programa de revisión de inmuebles afectados y que significan riesgo para la población, serán monitoreados de nueva cuenta, pues ante la inminente llegada de la temporada de lluvias, éstos edificios se humedecen, se reblandecen y podrían derrumbarse poniendo en peligro la integridad física de los transeúntes.

Algunos propietarios de los inmuebles antiguos que están deshabitados, pero que representan un riesgo para los ciudadanos, ya fueron notificados inclusive desde el año pasado, no obstante, se abstienen de realizar mejoras o mantenimiento y esto acrecienta el riesgo de derrumbe.

El entrevistado mencionó que coordinan acciones con la Dirección de Ordenamiento Territorial, a fin de que, a través de su personal, notifiquen a los propietarios sobre los riesgos que representan los inmuebles abandonados. A la fecha se registran por menos ocho ubicados sobre la calle Terán, Donato Guerra, 16 de Septiembre, Manuel Doblado y otras arterias del Centro Histórico de Irapuato, que ya están debidamente señalizados con el aviso de advertencia del peligro que significan.

Segoviano Tovar reiteró que de nueva cuenta realizarán visitas periódicas de supervisión a dichos inmuebles, algunos de ellos se localizan sobre la calle Terán, en la Justo Sierra y Ramón Corona, entre otros puntos de la ciudad, los cuales ya tienen avisos de advertencia al público en general, en el sentido de que los peatones tengan cuidado y extremen precauciones porque en cualquier momento podrían colapsarse.

Cabe mencionar que al tratarse de inmuebles catalogados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), sus propietarios deben gestionar los permisos necesarios para realizar cualquier intervención a las viviendas, a fin de que la dependencia federal, autorice la demolición o los trabajos requeridos para evitar el colapso y prevenir con ello daños físicos a la población.