Compartir

* 31 de Mayo: Día Mundial Sin Tabaco

El consumo de productos que contienen tabaco se conoce como tabaquismo, estos pueden ser cigarros, pipas, puros, incluyendo actualmente el cigarro electrónico, se considera, de acuerdo a algunos autores, que una persona es fumadora cuando ha consumido 5 paquetes de cigarro en un año, o bien, 5 cigarrillos en los últimos 30 días previos a una valoración médica.

El neumólogo adscrito a la Unidad Médica de Atención Ambulatoria (UMAA) No. 55, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de la Delegación Guanajuato, Jorge Luis Ruiz Zavala, dijo que “existen los fumadores activos y pasivos, los primeros son los que hacen uso constante del cigarro y así son consideradas las personas que consumen más de 10 cigarros al día y lo pasivos o los expuestos a humo ajeno de tabaco, no están directamente inhalando, pero conviven con personas fumadoras”.

Los fumadores pasivos también se ven afectados al igual que quienes fuman, sin embargo la afección es variable dependiendo de la intensidad del contacto, pero sí genera daño a la salud.

Señaló el especialista Ruiz Zavala que el humo del cigarro, es decir, al hacer combustión genera hasta 4 mil sustancias, 400 son nocivas, y de 45 a 60 de ellas son potencialmente cancerígenas, además de contener nicotina, que es la parte que ocasiona la adicción, ya que al inhalarse llegar a unos receptores del cerebro que realizan tal acción.

Desafortunadamente la edad de inicio en el consumo del cigarro ha ido disminuyendo, hace algunos años era a partir de los 18 años, actualmente se han visto casos de menores de 9 y 10 años iniciados en esta adicción.

El consumo de tabaco genera varias afectaciones sistémicas, la principal afección es a nivel pulmonar con la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y el cáncer pulmonar y a diferentes niveles por los que pasa el humo como: laringe, faringe, esófago, estómago, vejiga, páncreas; predispone a infartos, angina de pecho, ateroesclerosis, hipertensión, entre otras.

La presencia de tos y flema en personas fumadoras puede indicar que ya existe alguna afección y en etapas más avanzadas la falta de aire es característica. El tabaquismo afecta de diferente manera a cada persona, por ejemplo, existen quienes pueden desarrollar cáncer muy rápido debido a alguna predisposición genética.

El médico del IMSS exhortó a la población a no fumar, o bien, dejar de hacerlo, para no ver afectada su salud y olvidarse de los pretextos que existen para consumir el cigarro.