Compartir

Irapuato, Guanajuato. 08 de junio del 2018.  “No basta poner una reja, No basta poner candados, necesitamos pensar la forma en que estamos viviendo”  dijo el obispo de Irapuato, Enrique Díaz Díaz,  durante la misa de desagravío que  oficio  en Las Criptas, en la colonia La Moderna.

La ceremonia religiosa  fue convocada la noche del jueves, luego de que ese día por la mañana asesinaran a un hombre y aun adolescente en las instalaciones del templo. Durante la homilía, el  Obispo de la Diócesis de Irapuato, dijo que mientras escaseen los valores en la sociedad, no serán suficientes  ni rejas ni mayor seguridad.

la violencia ha escalado a niveles impensables, agrego, sin embargo, dijo que  aún hay visos de poder construir una sociedad mejor y más humana.

En entrevista, el obispo, llamo a los feligreses a no rendirse ante la violencia, de no rendirse ante estos crímenes tan dolorosos,  señaló que la situación de violencia es muy grave, es como un vaso que se está  derramando y que nos alcanza a todo,  sin embargo, no habrá blindaje especial y los templos seguirán siendo de puertas abiertas.

Monseñor Enrique Díaz, insistió en que se debe trabajar en los valores, porque el ámbito de corrupción en que nos movemos y la falta de responsabilidad de los gobiernos y ciudadanía en general, ha influido en la descomposición social que actualmente se tiene.