Sinfonía del Fauno/ Etapa II/64/ Junio de 2018

Compartir

LA INSEGURIDAD TIENE ESTANCADA LA ENTIDAD Y SUS MUNICIPIOS. EN TORNO A ESA CARENCIA SE REVUELVEN LOS DEMÁS PROBLEMAS SOCIALES.

La aparente cuestión única. Los dolores se fueron sumando para que en unos años, el territorio guanajuatense, sobresaliera por su alto grado de inseguridad y violencia para colocarse en los primeros lugares entre los estados de nuestro país. A pesar de la multiplicación de problemas sociales y los “indicadores macroeconómicos” superiores a la media nacional, el Estado de Guanajuato, se ha estancado ante la carencia de un sistema de seguridad pública que le permita su pleno desarrollo. Por los hechos violentos, la resolución de problemas como salud, educación, empleo “bien remunerado”, vivienda y transporte, etc., están sujetos a lo más urgente que las autoridad estatal, municipal y federal, no “saben” cómo proveerla, la seguridad.

Efectos anexos a la carencia. Las búsquedas de respuestas al problema identificado como el fundamental, ha impedido no sólo la atención a otras cuestiones que laceran la población en los 46 municipios, sino también la ausencia de las ideas claras

sobre el futuro. Las campañas políticas por cargos de elección, por lógica también han dependido del asunto más apremiante, el cual tratan por cierto con cierta ligereza por la falta de datos precisos para su resolución; los gobiernos, estatal y municipal, conocedores de la urgencia han erigido su defensa negando la información pública, la cual guardan como un preciado tesoro para permanecer en el poder. Los datos estadísticos mínimos, dudosos o tratados al arbitrio integran la base de la oposición.

El resultado de la ansiedad. Ante la falta del proyecto puntual que motive a la población, y recrear la esperanza que existen medidas a los problemas de inseguridad y violencia, vinieron los tratos inmediatistas a las otras cuestiones marginadas. La pobreza que ha caracterizado a nuestro país, encontró carta de naturalidad en la entidad con ciudades medias desarrolladas y en el último lustro, mejorada con plan nacional de atracción de capitales, internos y externos, que acabó de definir su rostro pujante, aunque contradictoriamente con los mismos dolores de otros estados en el país, y lo peor sin la seguridad requerida.

SESIÓN PARA CATATÓNICOS. Y se “autocalifican” bien. Los debates armados por la autoridad electoral, IEEG, no han servido debido al acartonamiento e intención de proteger a los abanderados del partido en el poder estatal como municipales, no están reflejando ni siquiera una idea clara de la entidad que gobierna el panista, Miguel Márquez, quien trae vela prendida para ser relevado por su delfín, Diego Sinhué. No hay magia ni secreto en el proceso para renovar la gubernatura, congreso local y ayuntamientos, donde los opositores e independientes, cuelgan de los oficios de las redes tejidas por el PAN- Poder. El debate leonés sirvió al alcalde que busca reelegirse, Héctor López Santillana, para autocalificar con 9 (nueve), casi diez, la seguridad que provee su policía; el tache se lo otorgó hoy, el crimen organizado al tirar en la calle un cuerpo destrozado