Unidad de Quemados de Guanajuato atiende 156 pacientes este 2018, la mayoría pediátricos

Compartir

Guanajuato, Guanajuato. 14 de junio de 2018.- La Secretaría de Salud de Guanajuato pone al servicio de la población la Unidad de Quemados del Centro Estatal de Cuidados Críticos.

Actualmente mantiene en tratamiento 3 adultos en estado delicado y cinco niños estables, la mayoría con quemaduras de diferentes grados, así mismo durante este año se han atendido 156 pacientes quemados sumando 732 egresos hospitalarios desde el año 2011.

El secretario de salud Daniel Díaz Martínez realizó una visita de supervisión a la Unidad ubicada en el municipio de Salamanca; incluyendo las instalaciones de afiliación al Seguro Popular donde se realizan tramites de afiliación y re afiliación.

Dicha unidad brinda atención a pacientes de los 46 municipios que en coordinación con el Sistema de Urgencias son referidos de unidad médicas inclusive recibe pacientes de otras entidades

La mejor medicina a decir del secretario de salud es la prevención, ya que, aunque se cuenta con personal altamente capacitado en la atención del paciente quemado, siempre se espera que exista el factor prevención en el colectivo social.

La Unidad de Quemados cuenta con 8 espacios de terapia intensiva pediátrica con tecnología de punta, las camas, monitores, ventiladores mecánicos y demás implementos necesarios para la atención de los pacientes son de última generación, se trabaja con medicamentos y sustitutos de piel temporales que son producidos fuera y dentro del país.

La población pediátrica es sin duda la que representa mayor cantidad de pacientes atendidos por quemaduras, es por ello que el Dr. Daniel Díaz exhorta a la población a que aparte a los menores de edad de las ollas con agua caliente hirviendo, que usualmente se utilizan para bañar a los bebés y que por un descuido el menor puede derramarla sobre su cuerpo.

También es importante evitar que el menor tenga contacto con cables de energía eléctrica y que jueguen con pirotecnia.

Asimismo, es vital que los menores no jueguen en la cocina y si entran a este espacio deben ser supervisados por un adulto, de igual manera deberá cocinar en los quemadores posteriores de la estufa y con los mangos de las ollas hacia atrás.