Compartir

16 de Junio: Día del Personal Nutricionista

Una alimentación correcta ayuda a prevenir diversas enfermedades, sobre todo las relacionadas con carga genética, lo cual predispone a padecerlas, por lo tanto, alimentarnos de manera adecuada permite tener una mejor calidad de vida.

“Podemos apoyarnos en la herramienta del Plato del Bien Comer, que está dividido por colores; verde amarillo y rojo, como un semáforo, en verde las frutas y verduras, en amarillo con moderación los cereales como pan, tortilla, galleta, pasta, elote; y con rojo los frijoles y la carne, no quiere decir que no los vamos a consumir, pero sí elegir la mejor calidad de los alimentos”, comentó la nutricionista – dietista, de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 56, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Consuelo Boy Ayala, dijo que el Plato del Bien Comer propone hacer tres comidas principales al día y dos más ligeras, ya que el tener horarios de alimentación nos ayuda para lograr una buena digestión. Hay quienes tienen malos hábitos como el comer sólo una o dos veces al día, lo cual puede causar obesidad, sobrepeso, gastritis, estreñimiento, entre otras enfermedades.

En ocasiones, se piensa que acudir al servicio de nutrición es un castigo porque sólo se podrá comer verduras, pero realmente no es así, sólo es evitar alimentos con grasa, exceso de sal y azúcar, además de cuidar la calidad y cantidad de lo que ingerimos.

Comprar los alimentos para prepararlos en casa es una mejor opción, es más económico y nos aseguramos de la higiene y calidad de los mismos. Y resaltó que adquirir buenos hábitos alimenticios por parte de todo el núcleo familiar hará que sea más sencillo adoptarlos y ésta no debe ser una práctica sólo para cuando estamos enfermos, sino para evitar la aparición de afecciones a la salud.

El especialista dijo que el Departamento de Nutrición del IMSS ofrece orientación a la población derechohabiente de cualquier edad, todos, con padecimientos o sin ellos, son orientados para tener una mejor calidad de vida. Por ejemplo pacientes que padecen diabetes mellitus o hipertensión son atendidos para evitar complicaciones o que éstas lleguen a largo plazo.

Por último invitó a la población a corregir los hábitos de alimentación, ya que cada vez son más comunes las enfermedades en personas jóvenes, lo cual afecta al paciente y su entorno en general, por situaciones que son prevenibles.