Compartir

Ciudadanos organizados en asociaciones empresariales por medio de un comunicado publicado hoy en los medios han exigido a las autoridades tanto municipales como estatales poner freno a la inseguridad que hoy se vive en Guanajuato. Este reclamo es justo y tiene fundamento en una realidad que parece habernos rebasado.

Me uno a esta exigencia como ciudadana, pero también entendiendo el papel que ahora juego en la política como aspirante a presidenta municipal de uno de los municipios cuyos ciudadanos se manifiestan hartos y preocupados a causa de la inseguridad.

Además de manifestar mi adhesión al comunicado, tomo el compromiso de comenzar desde ahora a trabajar por conseguir que la paz regrese a nuestro Irapuato. Estoy completamente de acuerdo con que no es responsable ni justo para los ciudadanos que las autoridades se rindan y dejen de buscar estrategias efectivas contra la delincuencia, tal como fue anunciado en nuestro municipio.

Coincido también con que ha habido una notoria desvinculación del municipio con los diferentes niveles y órdenes de gobierno, lo que ha facilitado el incremento de los niveles delictivos y de violencia. El gobierno municipal es el primer responsable de atender cualquier necesidad de la población, no es correcto que las autoridades pretendan deslindarse de su responsabilidad alegando que hay problemas que no les corresponden.

Sí corresponde a la autoridad municipal atender la responsabilidad adquirida cada tres años. Por supuesto que corresponde al municipio buscar las estrategias para

atender a los ciudadanos irapuatenses; y por supuesto que le corresponde ir a buscar soluciones a los ámbitos estatales y federales.

Buscar esas alternativas y soluciones será mi prioridad. Estoy consciente de la realidad que enfrentamos. Se debe tener conciencia y saber responder a la problemática real, no haber imaginado soluciones sin considerar el contexto.

Nuestro municipio se encuentra en un momento complicado. Las mezquindades y la defensa de colores no caben ya dentro de esta crisis, debemos demostrar capacidad de unidad y de gestión para comenzar a resolver una situación que pone en riesgo a personas inocentes.

Irapuato requiere unidad y respuestas. Es momento de comenzar a generar las soluciones que nos exige la ciudadanía.