Compartir

Irapuato, Gto. a 21 de junio de 2018.- En cumplimiento a las buenas prácticas ambientales, en la sede Irapuato de la Universidad de Guanajuato (UG) se llevó a cabo la disposición de residuos peligrosos biológico-infecciosos, con la participación de profesores y alumnos de la División de Ciencias Naturales y Exactas y de la División de Ciencias de la Vida.

Alrededor de 30 personas participaron en esta tarea, que consistió en extraer punzocortantes del Departamento de Enfermería y Obstetricia, así como del laboratorio de Medicina Veterinaria y Zootecnia.

Posteriormente, hicieron la recolección de residuos en el laboratorio de tecnologías del medio ambiente y sustentabilidad, del laboratorio de aguas, el de cultivo de tejidos vegetales, de microbiología molecular, de biotecnología ambiental, del laboratorio de biotecnología alimentaria y vegetal, así como el de proteómica y expresión genética, todos ellos ubicados en El Copal.

El material se colocó dentro de contenedores, entre capas de aserrín, para que una empresa autorizada por la SEMARNAT trasladara los residuos a Morelia, para su confinamiento final de acuerdo a las normas correspondientes.

Para tales acciones, se contó con el apoyo de la Maestra Gladys Morales López del Sistema de Gestión Ambiental, del Dr. Guillermo Martínez Rodríguez y la Maestra Amanda Lucero Fuentes Silva, del Departamento de Ingeniería Química de Campus Guanajuato.

Ellos trabajaron en coordinación con la Unidad de Medio Ambiente del Campus Irapuato Irapuato – Salamanca, a cargo de la Lic. Claudia Delgado Delgado y con el Maestro Vicente Javier Álvarez Villafaña, profesor del Departamento de Ciencias Ambientales, quien agradeció el apoyo de la División y su Departamento para llevar a buen término esta actividad.

Álvarez Villafaña indicó que fue la primera disposición de residuos biológico infecciosos y la segunda disposición de residuos peligrosos, actividades a las que se sumaron estudiantes locales de los programas de Ingeniería Ambiental y Energías Renovables, quienes portaron los uniformes y equipo de seguridad recomendado.

Agregó que la disposición final adecuada de residuos permite su depósito o confinamiento permanente en sitios e instalaciones, cuyas características permiten prevenir su liberación al ambiente y las posibles afectaciones a la salud de la población y de los ecosistemas.