La diputada Miriam Contreras Sandoval presentó una iniciativa para adicionar un párrafo cuarto al artículo 40

Compartir

Guanajuato Gto., 21 de junio de 2018.- La diputada Miriam Contreras Sandoval presentó una iniciativa para adicionar un párrafo cuarto al artículo 40 de la Ley para la Protección de los Derechos Humanos en el Estado de Guanajuato.

La legisladora explicó que, a pesar de que la práctica de la tortura está formalmente sancionada en la legislación federal, se siguen presentando casos donde se vislumbran justificaciones legales y políticas de gobiernos o autoridades para someter y controlar a los ciudadanos que se manifiestan u oponen a cierto régimen.

 “La lucha contra estas prácticas que ponen en entredicho la democracia y el Estado de Derecho, tiene que llevarse a cabo en todos los escenarios, principalmente desde la prevención, desde la concienciación, la sensibilización y la educación”, señaló.

Contreras Sandoval expuso que existen factores que dificultan la erradicación de este problema, pues las víctimas llegan a temer represalias o ser ignoradas por la autoridad competente, lo que deriva en desconfianza en las instituciones; señaló que se carece de cifras o estadísticas que respalden la realidad de este problema que generalmente queda en el anonimato por no ser denunciado o por omisión y falta de seguimiento.

Dijo que esta propuesta permitirá eficientar los procesos ante la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato al promover la inmediatez, la concentración y la celeridad procurando el contacto directo con las personas quejosas y servidores públicos; además de acciones coordinadas con las autoridades judiciales compretentes para la más rápida y sustancial integración de las investigaciones de quejas por las violaciones a la seguridad personal, la tortura, tratos crueles, entre otros.

El párrafo quedaría de la siguiente manera:“Tratándose de una queja por violaciones a la seguridad personal, como la tortura y otros tratos y penas crueles, inhumanos y degradantes se deberá investigar y documentar inmediatamente después de recibida la queja correspondiente y se deberán remitir los eventuales peritajes y recomendaciones a los órganos de procuración de justicia y judiciales competentes en su caso”.