Sinfonía del Fauno/Etapa II/73/Martes 26, de Junio de 2018.

Compartir

EL PRI A SÓLO HORAS DE PERDER LA CAPITAL DEL ESTADO DE GUANAJUATO. ADEMÁS DEL “ARROJO” DE LA OPOSICIÓN, EL TRICOLOR SE RESQUIEBRO.

Los momios en la cruzada. En la plaza en donde los priistas, vienen gobernando y haciendo resistencia frente a los panistas que desde hace más de 25 años tiene el poder estatal, existen hartos elementos para inferir que el instituto político en poder de la República, PRI, la “entregará” el próximo 10 de octubre como resultado de la derrotada electoral durante la jornada del primero de julio. A pesar de los ajustes realizados por el PRI nacional especialmente de unidad a fin de conseguir el triunfo, la disputa por la Presidencia Municipal de Guanajuato capital, había avanzado y tomado su inercia con una escisión entre los tricolores que se había ensanchado porque sus distinguidos se mantuvieron en sus esquinas, en tanto el panismo como parte de un proyecto estatal avanzó y ronda cual pancho por su casa.

Laudos claves en la debacle. La confianza que la Presidencia Nacional del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), depositó en manos de Gerardo Sánchez García, le sirvió al abanderado por la gobierno del estado para imponer candidata a la presidencia municipal de Guanajuato, aprovechando el mandato electoral de que los partidos políticos presenten un 50 por ciento de sus candidatos del género femenino. Ese dictamen de la dirigencia estatal del PRI, resultó una afrenta para el grupo tricolor que gobierna el municipio porque el alcalde Edgar Castro Cerrillo, había expresado su pretensión de participar en la selección del candidato para intentar reelegirse. La disposición de que en la capital el PRI, llevaría abanderada, resultó la “declaración de guerra” entre dos grupos antagónicos, del senador y candidato Gerardo Sánchez en contra del de Francisco Arroyo Vieyra.

La encrucijada la pintaron calva. Los liderazgos del PAN del estado con epicentro en Paseo de la Presa de la capital con sus dirigencias, estatal y municipal, que venían trabajando por ese municipio asiento de los poderes de la entidad, encontraron en la coyuntura y conflicto “inter priistas”, el momento electoral para lanzarse por la plaza desplegando sus fuerzas a fin cubrir un deseo insatisfecho porque el panismo más ganador del país, no se explicaba por qué Guanajuato capital del estado donde gobiernan, no la tienen. Lanzaron para ello a un candidato que había “luchado” en otro momento por esa posición, Alejandro Navarro Saldaña, quien cual cuchillo caliente en mantequilla aprovechó la condición prevaleciente para irse posicionando y recrear una oportunidad para triunfar y desplazar al priismo.

SESIÓN PARA CATATÓNICOS. El PRI por ceder la plaza. La ciudad más significativa, capital del Estado de Guanajuato, está por “caer” puesto que el partido político que mantenía esa resistencia se resquebró. En la disputa por esa plaza, emergió Morena, que presentó como candidato de la Coalición Juntos Haremos Historia a Roberto Loya que también es reincidente en la lucha de la presidencia municipal ubicada en la cañada, por cierto ahora en estado de emergencia debido a las lluvias. El ex sol aztequista, Loya, de acuerdo con los cálculos de los partidos que están compitiendo fue colocado como un tercero en discordia; más especificó después del panista Navarro pero desplazando a su vez a Ruth E, Lugo, ex panista, la candidata del PRI. Lo cierto de la lucha, es que existe competencia con la percepción de que el PRI, está camino de entregar la plaza.