Compartir

* Reducen el desfogue de la Prensa Ignacio Allende de 210 a 100 millones de metros cúbicos.

* Acuerda el gobernador, Miguel Márquez Márquez, con el titular de la Coordinación Nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, dar entrada a la solicitud de Declaratoria de Estado de Emergencia y acceder en forma pronta a los recursos del Fondo de Atención de Emergencias y apoyar a todas las familias afectadas.

* “Seguiremos en sesión permanente en el Consejo Estatal de Protección Civil, estaremos atentos las 24 horas del día, porque nos interesa cuidar a nuestra población y que no sufra daños”, Miguel Márquez Márquez, gobernador de Guanajuato.

Silao, Gto. 30 de junio de 2018.- El gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, acordó con el titular de la Comisión Nacional del Agua –CONAGUA-, Roberto Ramírez de la Parra, reducir el desfogue de agua de la Presa Ignacio Allende, de 210 a 100 millones de metros cúbicos, permitiendo así, ejecutar acciones de contención y reforzamiento en las partes bajas del Río Laja y del Río Lerma.

Aunado a lo anterior, se mantendrá el monitoreo permanente en la presa, vigilando los niveles de agua y desfogue controlados en el mismo embalse y a todo lo largo de los ríos.

De igual forma, acordó el gobernador Miguel Márquez Márquez con el titular de la Coordinación Nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, la entrega de solicitud para dar entrada inmediata a la Declaratoria de Estado de Emergencia por lluvias en Guanajuato y acceder en forma pronta a los recursos del Fondo de Atención de Emergencias y apoyar a todas las familias, empresas y comunidades afectadas.

Asimismo, se activarán los recursos estatales para la atención de éste tipo de contingencias y los seguros de gastos catastróficos para zonas de cultivo.

En Sesión permanente del Consejo Estatal de Protección Civil, en la que estuvieron presentes Alcaldes de los municipios de Abasolo, Celaya, Salamanca, Silao, Cuerámaro, Pénjamo e Irapuato, titulares de los Consejos de Protección Civil de los municipios, presidente del Distrito de Riego 011, y encargados de los módulos de La Purísima, Valle e Irapuato; la SEDENA, el delegado estatal de la CONAGUA en Guanajuato, Humberto Navarro de Alba, quien puntualizó que ya se ésta operando la reducción de desfogue, se mantiene el monitoreo y la vigilancia ante el pronóstico de lluvias para la zona.

Durante la sesión, en la que también participaron la Policía Federal, SDAYR, Comisión Estatal del Agua, Ecología y la Secretaría de Salud, también se acordó apoyar a los municipios con equipo de bombeo, costalería y vigilancia en las zonas críticas, mantener la verificación del estado de sus ríos y bordos, así como la prevención y comunicación constante con la población.

“Se entendieron las circunstancias que vive nuestro estado y era necesario bajar el desfogue de la presa Allende, de 210 a 100 millones de metros cúbicos, entonces se verá la baja del Rio Laja y el Río Lerma, esto permitirá tener mayor capacidad de maniobra para contener la problemática que nos ha generado en estas últimas horas”, refirió el Mandatario.

“Seguiremos en sesión permanente, ya se realizaron sobrevuelos y visita a municipios afectados, estaremos atentos las 24 horas del día, porque nos interesa cuidar nuestra población y que no sufra daños, estaremos muy atentos ante esta situación que se presenta en nuestro estado”.

Del diálogo con las instancias federales también se acordó la llegada de equipo de Protección Civil Nacional a Guanajuato y equipo de bombeo de parte de CONAGUA para atender las áreas inundadas.

Luis Antonio Güereca Pérez, Coordinador Estatal de Protección Civil, dijo que los municipios con mayores afectaciones son Celaya, Comonfort, Villagrán y Apaseo El Grande.

Se mantiene también vigilancia en los municipios cercanos al Río Lerma, como Salamanca, Huanímaro, Pueblo Nuevo y Valle de Santiago; mientras que León, San Francisco del Rincón, Romita, Cuerámaro, Abasolo, Pénjamo, Irapuato y Silao, dependen del cauce del Río Turbio, sobre el cual sigue en monitoreo y verificación.

Puntualizó que siguen instalados los refugios temporales en los municipios, para personas que se vean en la necesidad de salir de sus hogares, con participación activa del DIF a través de los comedores y atención médica permanente por parte de la Secretaría de Salud.

Agustín Robles Montenegro, presidente del Distrito de Riego 011, solicitó a la delegación de la CONAGUA y al Consejo de Protección Civil, se incluya su participación en las siguientes sesiones de trabajo y en la aplicación de medidas de prevención, a fin de contar con mayor margen de acción conjunta ante la problemática generada por las lluvias en la zona.