C U E N T E A N D O. (JULIO 1). POR: MASTROIANI.

Compartir

TERMINA LA MITAD DEL CUENTO TITULADO: HABITABILIDAD, MOVILIDAD Y SEGURIDAD. Luego de una encarnizada pelea electoral en campañas realizadas por todos los rumbos de la localidad, de enfadar, de cuentear a la gente con su oratoria populista y tantas otras intolerancias, finalmente los candidatos terminaron con su escandaloso cuento de querer asumir el gobierno, periodo 2018-2021, luego de que los guionistas del Partido Acción Nacional, completaron el mejor contenido y por eso tendrán derecho a una segunda parte, con su actor estrella Ricardo Ortiz Gutiérrez, para lo cual ya se preparan locaciones, utilería, además se tendrán nuevos actores en el Ayuntamiento y en el Gabinete, contratación de extras; hay presupuesto, según dicen, para hacer más sorprendente y más sobresaliente su obra, porque ya no se consideran las ocurrencias, sino que siguiendo con el lema del título del cuento, esta si será una buena segunda parte, para lo cual solo nos falta esperar tres meses para iniciar el rodaje que durará tres años para completar ese segundo capítulo. Pero olvidemos por ahora nuestro cuento de fantasías y volvamos a nuestra increíble actualidad, donde las emociones que estamos viviendo, las angustias por sus tramas y el suspenso por saber si finalmente se cumplirá con lo ofrecido en este trienio, para que decididamente se pueda llevar el navío a buen puerto. Porque el actor estrella de esta primera etapa, Ricardo Ortiz Gutiérrez, califica como buena su actuación, un trabajo al que le ha puesto todo su empeño, para que la población espectadora de este cuento del gobierno municipal, quede satisfecha, reconozca el esfuerzo y si lo cree conveniente, brinde un aplauso para la primera parte del cuento, que prácticamente ya se encuentra en el epílogo, pues lo emocionante acaba de pasar con el cuento de las elecciones, pero principalmente para Ricardo Ortiz, quién luchó con todo para que le aprobaran la reelección y hacer una segunda parte. UN CUENTO CON DEFICIENCIAS, MALA DIRECCION ESCENICA, FALTA DE ORDEN Y PRINCIPALMENTE CON MUCHAS ESCENAS DE SANGRE Y DELINCUENCIA. Así es como podemos ver esta primera parte, donde esos errores del gobierno y la falta de un poco más de atención y energía para que el equipo trabaje al cien por ciento, demanda que se afinen los escenarios de la actuación en Habitabilidad, Movilidad y Seguridad. La primera parte de este cuento estuvo saturada de hechos de sangre, de malvivencia y sobre todo de la introducción de los cárteles en terrenos freseros. Esto es una realidad y no un cuento. Fallaron los intentos de repeler la violencia en este aspecto, por lo que las escenas se repitieron y se repitieron y ante ello el equipo de trabajo en el municipio deberá demostrar más acercamiento, comunicación y entrega por su trabajo, porque si el paquete de colaboradores, segundos actores y todos los que forman el equipo humano de la trama, no demuestran que de verdad entendieron cual es su papel, entonces el actor estelar recibirá golpes y más golpes, que lo irán debilitando y podrían hasta vencerlo, para terminar con una segunda parte del cuento, que volvería a resaltar que segundas partes no son buenas. Nada hay en contra del trabajo que falta por realizarse en estos tres meses, ni por el que ya se ha terminado, pero sí destacamos que se requiere de correcciones en el elenco y en los proyectos escénicos. Para hacer un cuento primero se crea la idea y luego de dejar volar la imaginación se puede llegar a su realización y conformación total. Aquí y en este momento, los integrantes de todo este cuento del gobierno de Irapuato, deben hacer un análisis de consciencia, autocalificarse, aceptar críticas y sugerencias, estudiar propuestas y no olvidar peticiones que se entregaron hace tres años y se comprometieron a

resolverlas. Son tres meses para demostrar que si cumplieron, si no al cien por ciento, cuando menos se acercaron a este porcentaje, pues no deben olvidar que por su compromiso de seguir con buenas acciones y mejorar la calidad de vida de los irapuatenses, es por lo que se les dio luz verde para que hagan una segunda parte y corregir, mejorar o implementar todo lo que haga falta para que en otros tres años, la gente ya no diga que sólo la han estado cuenteando. NO HAY QUE HACERLE AL CUENTO Y NO CONFUNDIR LA GIMNASIA CON LA MAGNESIA. HAY QUE SER CLAROS Y HONESTOS. Tanto el Presidente de Irapuato Ricardo Ortiz Gutiérrez, así como los personajes que tuvieron injerencia en la cuestión política, pero que también ostentan una responsabilidad en el gobierno, hay que regresar a trabajar y seguramente que a lo que se enfocarán ahora en las diferentes direcciones y áreas de la Presidencia Municipal, será la integración del Tercer Informe del Presidente de Irapuato. Se toca este tema porque quienes sean los conformadores del informe, tienen que ser precavidos, cuidadosos y no querer inventar situaciones ficticias, porque no se podrá hacer un cuento para que la gente se la crea, sino que será un documento con el que se dará constancia de que la Administración ha trabajado, que lo que se ofreció en materializar está hecho, que los beneficios sociales se han cumplido y que se ha dado la batalla para cuidar la integridad de las personas y de los bienes de todos los que integramos la sociedad. Por eso señalamos que no hay que hacerle al cuento. El informe no deberá de llevar agregados que exhiban engaño, obras falsas o que no se realizaron, beneficios que no se entregaron, ayuda que nunca llegó o protección que no ha cumplido cabalmente con su obligación de abatir la delincuencia. Tiene que ser un informe real, conciso, sin falsedades, sin disculpas, sin justificaciones, negando que se hayan existido ocurrencias o que faltaron recursos y mucho menos resaltar obras que no terminó la administración anterior. Se puede aludir que se completaron finalmente y ya están al servicio de la comunidad, para que no se convirtieran en elefantes blancos y rosas como en los cuentos. Cuando corresponda a Ricardo Ortiz Gutiérrez, actual Presidente Municipal con licencia y Presidente electo para el periodo 2018-2021, ofrecer su tercer informe de mandato local, tiene que dar la cara a los irapuatenses con dignidad, con orgullo, con sencillez comprobando que hay honestidad y que en otros tres años se cumplirá con el Plan de Gobierno Municipal, pues para eso pidió paciencia, entendimiento y apoyo de los ciudadanos, los cuales ya le demostraron que si cuenta con su confianza, por lo que ahora no podrá inventar cuentos, porque tiene empeñada su palabra y su honorabilidad. Puede ser un informe corto, concreto y verídico, entendible y que se pueda sujetar a análisis para que la gente aumente o retire la esperanza en su Primer Autoridad. Estos tres meses que faltan es poco tiempo, pero así como sirve para terminar una etapa, también es tiempo para aprovechar y preparar el arranque de la siguiente etapa y que el equipo no se demuestre sorprendido, confundido y sin saber qué hacer ante lo que tiene enfrente. Estos tres meses son un paréntesis para la reflexión y corrección del rumbo y los planes que faltan por concretarse o los que deben iniciarse. La fecha de término del recreo es el nueve de octubre y el arranque del nuevo compromiso es el diez de octubre. Hay que hacer el cuento realidad, para que la ciudadanía pueda decir con satisfacción que ya no la cuentearon, sino que si se hizo la realidad comprometida. Estaremos pendientes de los procesos por seguir.