Desde el único bastión ganado por el PAN, levantan la mano para dirigir el partido.

Compartir

El coordinador del Partido Acción Nacional en el Senado de la República, Fernando Herrera, “destapó” al  aún gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez, y al todavía coordinador del PAN en San Lázaro, Marko Cortés,  como el “binomio ideal” para ocupar la presidencia y la secretaría general de Acción Nacional una vez que inicie el proceso de renovación del Comité Ejecutivo Nacional en estos próximos meses.

Aunque ya se empiezan a barajar varios nombres para suceder en el cargo a Damián Zepeda, Herrera consideró que el gobernador Márquez y Cortés cuentan con las cartas credenciales para reunificar al partido, retomar sus orígenes, postulados y redimensionarlo en su nuevo papel de oposición luego de la crisis que se ha desatado al interior de ese partido por la debacle electoral que sufrió el 1 de julio pasado.

“Ambos representan una opción dentro de la baraja de Acción Nacional, digna de tomarse en cuenta. (…) Yo diría que tiene cartas credenciales que lo colocan en una posición, yo le pediría que reflexionara, que estuviera en la posición de ser elegible en el momento en el que definen los tiempos. Lo veo muy bien, veo muy bien a Marko Cortés”, indicó.

Herrera advirtió que el nuevo presidente de su partido tendrá una tarea primigenia: redefinir a Acción Nacional.

En ese sentido aseguró que es necesario apegarse al proceso estatutario del partido, más allá de pretensiones de carácter personal.

Luego de la debacle electoral del PAN el pasado 1 de julio, los diferentes grupos panistas ya impulsan diferentes perfiles, como Roberto Gil Zuarth, Ernesto Ruffo Appel, al exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, entre otros.

El mismo gobernador de Guanajuato, quien fue el único panista que resistió el embate lopezobradorista, en esa entidad perdió el tabasqueño, es uno de los perfiles que más se mencionan para ese cargo. Otro más es el exgobernador de Morelos, Marco Adame.