Sinfonía del Fauno/Etapa II/89/ Julio de 2018.

Compartir

DISFRACES PARA UNA DANZA PÚBLICA; 3M ENTRE LOS GOBERNADORES DEL PAÍS QUE MÁS COBRAN. AMLO Y MORENA ANTE LA JUSTICIA Y LA NACIÓN.

Hablando del Bien Común. Más allá de las interpretaciones silvestres sobre la actuación “moral” de un servidor público, es menester transitar por el orden pragmático para cuestionar si es equitativo que Miguel Márquez reciba el segundo mejor salario de los todos gobernadores en el país cuando el estado de Guanajuato, en lo que toca al orden público, está entre los últimos lugares en el concierto de las Entidades Federativas. Ese “Plan de Austeridad 2018 – 2024” que colocó a debate el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador con sus 50 (cincuenta) puntos, resultó un “verdadero agitador” que está descubriendo muchos excesos de quienes “ostentan el poder”, incluido un fideicomiso empleado por Morena en la elección.

Un día, una cosa; otro, su arreglo. Si los gobernados de una entidad están recibiendo bienes y servicios concebidos como de media tabla, cosificado de medianía o de mediocridad en

el territorio mexicano ¿Por qué don Miguel de Purísima del Rincón, es el segundo mejor pagado recibiendo cada mes sus rigurosos 222 mil pesos, si la entidad que gobierna está entre las que brindan menos seguridad pública a la población, pero con los más altos índices registrados en las comisiones de los delitos? No es una incógnita y sí tiene lógica pues 3M sólo se preocupa por sus intereses más allá del bien público como los problemas más sensibles por los atraviesan sus gobernados. No se puede olvidar que el mandatario 3M, encomendó a los guanajuatenses a Dios, frente a la alta inseguridad y violencia.

No es un árbol que da moras. El quehacer público se colocó entre las actividades más redituables de acuerdo a los duchos en la materia, porque se alimenta de corrupción e impunidad. Ante las circunstancias suficientemente conocidas sobre esta obstinación, las partes del monopolio – partidos políticos – que imponen los candidatos a los cargos de elección popular están cargado con el hartazgo de una sociedad mexicana que cree firmemente que cuenta con una clase política corrupta, es un mal que a pesar del sentido de normalidad que ha adquirido,

se puede terminar y de manera radical. Las respuestas en las urnas el pasado primero es un segmento de la esperanza que se está recreando con un debate sobre el Plan de Austeridad.

SESIÓN PARA CATATÓNICOS. Principiar con Morena. Si el Plan de Austeridad de AMLO, se convierte en proyecto aplicable selectivamente a sus opositores, arguyendo que los líderes nacionales del Movimiento de Reconstrucción como el Presidente Electo, resultan “Los intocables”, el triunfo del electorado nacional quedaría como la acción estéril. El punto 18, de 50 del “Plan Peje”: “Serán cancelados los fideicomisos y cualquier otro mecanismo para ocultar fondos públicos”, es una pauta en el momento pues el Instituto Nacional Electoral (INE) y las instituciones que usa para hacer justicia, tendrán que investigar a fondo ese llamado “Financiamiento Paralelo” que representa el 250 % de los ingresos recibido: “operación al margen de la ley”. El fideicomiso, damnificados del sismo, debe desfilar ante la justicia sin el tufo de venganza impuesto.