Sinfonía del Fauno/Etapa II/90/Viernes 20, de Julio de 2018.

Compartir

UN ADIÓS OSADO A LAS POLICÍAS. LA CONFESIÓN DEL GOBERNADOR MIGUEL MÁRQUEZ DE “HABER FRACASADO”, EN PROVEER SEGURIDAD PÚBLICA.

Tímidamente; sólo al oído. Sin quitar el dedo sobre el reglón o aferrado a la tablita de salvación, a 67 días de que concluya su sexenio el Representante del Poder Ejecutivo en el Estado, Miguel Márquez, aceptó que la estrategia desplegada a fin de blindar el territorio guanajuatense, para impedir el acceso del crimen organizado, “fracasó”. Y para que lo ausculte, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, gobernador electo de Guanajuato, el Proyecto “Escudo” que arrendó que su correligionario por la cantidad de 2 mil 700 millones de pesos de entrada porque luego necesitó de una serie de obras para su funcionamiento, no sirvieron para cumplir sus objetivos dejando a la población, sin Plan “B” y sin Seguridad Pública alterna durante seis años.

El error básico llevó a otros. El mandatario local esquivó por varios años una respuesta directa sobre la alta responsabilidad de “suministrar” seguridad a los representados, el diagnóstico

de su estrategia limitada a un equipo tecnológico. Cuando 3M salió con domingo siete ayer porque la inseguridad y violencia continúan a la alza – imparables-, la mayoría de la ciudadanía en alto riesgo había concientizado que Márquez y encargados en atender la problemática, secretario Alvar Cabeza de Vaca y procurador Carlos Zamarripa A., la Federación, el gobierno estatal, los ayuntamientos, hasta congresos de la unión y local, no habían cumplido con sus obligaciones; nadie se molestó en supervisar los planes y programas impuestos por un gobierno aferrado que hizo lo imposible para frenar toda fiscalización.

Futuro nebuloso por inseguridad. La estafeta que “recibirá”, Diego Sinhué, el próximo 26 de septiembre está manchado de sangre debido a que su partidario que se la entregará, no hizo caso a ninguno de los sectores de la sociedad que le quisieron ayudar, bueno ni a su conciencia porque muchas, muchísimas veces expresó que necesitaba apoyos pero muy “a su manera”; esperaba el maná del cielo pues quería montar planes nuevos sobre el Escudo que ineficaz incluso bloquea las actividades de la población por obsesiva presencia. Frente el fracaso de su

estrategia “Escudo” desde el primer año, Márquez calló, pero le brotaron los cuerpos, mantas y cartones con mensajes sobre la presencia del crimen organizado e incremento excesivo de los índices de las “actuaciones criminales” en toda la entidad.

SESIÓN PARA CATATÓNICOS. El “golpe de timón” ¡ya! Quizá el más grande apoyo que necesita el gobernador electo, Diego Sinhué Rodríguez, es que lo impulsen para concebir y preparar un proyecto radical a la piña que le vendieron a 3M. Y lo más importante que no “repita los errores” cometidos por su partidario, quien desconociendo los aspectos básicos de la seguridad pública, realizó el curso intensivo respecto de cómo proveerla echando a perder y conservando en sus puestos a los subordinados, Alvar y Carlos, sus cómplices en una aventura de seis años que está resultando sangrienta para una sociedad que no se mantuvo callada, pero que no fue escuchada porque el gobernador Miguel Márquez, se rodeó de incondicionales. La aventura 3M agoniza; amalaya el delfín asimiló la lección.