ROSA DE LOS VIENTOS Por Israel López Chiñas.

Compartir

<Gobierno de coalición de Diego Sinhué busca la grandeza>

El nuevo mandatario de la entidad, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, antes de tomar la protesta de ley durante la semana, escogió hacer patente la continuidad del partido conservador PAN en el poder. Amén de agregar riesgos a su gobierno con proteger titulares de secretarías de la administración pasada.

El Gobernador del estado de Guanajuato que deberá cubrir el sexenio 2018- 2024, usufructuó los niveles de confianza que la ciudadanía le consintió para delimitar su Gabinete Legal y Ampliado, entreverando su cambio de rumbo entre la inercia acogida con el eslogan “Guanajuato la grandeza de México”.

Durante el estreno del ejercicio del poder, el mandatario de la entidad puntualizó las bases de los proyectos particulares que fundarán su Plan de Gobierno. Avanzó con imaginar el estado en 2040, por ello prometió los resultados para su grandeza.

Ante la representación popular, el quinto gobernador panista -a partir de las elecciones extraordinarias de 1995-, se confesó y se comprometió con dar el golpe de timón, promesa de campaña siendo candidato de la coalición “Por Guanajuato al Frente”.

Aunque… todavía no revela Sinhué Rodríguez, en qué consiste el cambio de rumbo y sus beneficios para los guanajuatenses durante su administración respecto de la pasada que gobernó su partidario Miguel Márquez, pero por los grandes y graves problemas irresueltos generó la expectativa que sería algo mejor.

Por lo que corresponde al reaprovechamiento de los equipos de trabajo del pasado inmediato que concibió el nuevo grupo en el poder de la entidad, es la tónica del inició sexenal como las permanencias de Alvar Cabeza de Vaca y Carlos Zamarripa.

Sin soslayar un número imponente de funcionarios estatales de la burocracia dorada que incumbe los mandos medios o coadjutores del gabinete legal, que trascendieron sin tocar baranda el sexenio de 3M a fin de embarcarse para el nuevo.

El principio de verdad. Los referentes de realidad del estado, de inmediato, emergieron ante los ojos de un Gobernador que tomó protesta. En la silla y casa de

gobierno, solo y su alma, Diego Sinhué Rodríguez, deberá de tomar las decisiones trascendentales.

Como Jefe Político estatal del partido conservador y cabeza de un Gobierno de coalición conformada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano con plataforma de entidad federativa registrada, tendrá necesariamente que realizar los ajustes que le estarán pidiendo los dolores de sus gobernados desde ayer.

Las presiones para la administración pública estatal de DSR no vendrán de sus opositores ni tendrá el apoyo pleno de sus aliados, sino directamente de los guanajuatenses marginados de las organizaciones y de las atenciones de las autoridades.

Lo coherente con la aceptación de la sociedad cuelga de las respuestas inmediatas a los conflictos y los viejos problemas; sin embargo, el pacto social transitó por manos de Rodríguez Vallejo cuando, estacionado ante la encrucijada de optar por un cambio en el inicio, decidió proteger los intereses de 3M.

A vuela pluma en los eventos del 26 de septiembre, día en que llegó al poder, el flamante Gobernador tocó de manera significa posibles coincidencias con la próxima administración federal y apostó por la racionalidad y tolerancia en donde existan desacuerdos

Como presentimiento de lo que vendría en los primeros días, la inseguridad y violencia se desató aún más para definir un viernes de enfrentamientos entre fuerzas de la Federación –policías y ejército- y corporaciones policiacas en contra del crimen organizado. El diálogo entre las autoridades es clave.

O sea, la postura de los funcionarios de los gobiernos estatal y municipales deberá ser superior, para encare de la inseguridad en el territorio guanajuatense. Y podría ser el inició respetable de un gobierno que busca los apoyos para sus representados.

La cruz del quinto Gobernador albiazul, la está cargando hoy Diego Sinhué mientras encuentra la manera de tirar el lastre. La protección para los cuestionados, secretario Alvar Cabeza de Vaca y procurador Carlos Zamarripa, terminará cuando la consciencia alcance la nueva Administración Pública estatal.

Al titular de la Secretaría de Seguridad Pública, lo ratificó ya en su puesto el Gobernador; el segundo, para la Procuraduría General de Justicia, todavía está

“pendiente el consenso” que se requiere para la titularidad por las críticas a su trabajo y la posibilidad de ser elegido Fiscal del Estado para nueve años.

El gobierno de coalición Por Guanajuato al Frente, integrado por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, asumió el poder para cubrir un sexenio. El Gobernador impulsado por los tres -DSR- tiene ese otro pendiente: mostrar a los guanajuatenses las grandes bondades de una administración de los coaligados.

Las tres nuevas secretarías con titulares que se estrenan en el territorio guanajuatense representan otro gran reto, porque los efectos causados por los desplazados o los sucesores resultan una cuestión que el PAN con sus liderazgos y cofrades, como la regla de oro, mantienen bajo la lupa y revisan asiduamente.

Al calce únicamente. La llamada estrategia de Comunicación Social que seguramente le impusieron a la directora Angélica Aguilar Navarrete, que consiste en quitar al Gobernador DS del chacaleo, resulta un contrasentido en tiempos de la gran autopista de las comunicaciones, tendrá menos oportunidad de inscribirse ante sus representados.

El escueto comunicado de prensa enviado por el gobierno de la entidad, después de las 23:30 horas del viernes tras los enfrentamientos entre el crimen organizado en contra de las fuerzas públicas, representó la desatención de la autoridad estatal ante los hechos suscitados al filo de las 17:00 horas.

A los estrategas se les avisa que el gobierno federal sí reveló de inmediato que en la zona que hacen Jerécuaro y los Apaseos, había enfrentamientos entre policías federales contra delincuentes. Los últimos, secuestraron vehículos que luego incendiaron; se socializaron así más datos y fotos.

Mientras le asignan un vocero al secretario de Gobierno Luis Ernesto Ayala, el escenario pintado por los medios masivos, y las redes sociales fue de un escenario de guerra de la cual prácticamente desertó la autoridad responsable, abandonó a sus gobernados a su suerte frente a los riegos y los peligros.

<Inicia la semana Diego Sinhué ante Amlo y Peña Nieto>

Este lunes arranca, en el único territorio estatal donde perdió los comicios, la tercera semana de la gira de agradecimiento del Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador, en la que tendrá oportunidad de palpar los problemas de Guanajuato.

También para mañana se aguarda en territorio guanajuatense la visita del posiblemente último residente presidencial en Los Pinos, el priista Enrique Peña Nieto, quien presentará su inventario de obra pública para el cierre del sexenio. El gobernador, Diego Sinhué Rodríguez, estrechará la mano del entrante y saliente.

Los dos Presidentes de la República podrían ser los mejores sinodales para el mandatario estatal panista, a fin de perfilar su postura para consolidar la colaboración entre los diferentes órdenes de gobierno. López Obrador, ha anunciado durante la gira por los estados la entrega de recursos públicos y sus planes para cada localidad.

Sin embargo, no se puede soslayar que en su paso por la entidad durante la campaña presidencial, AMLO criticó fuertemente los gobiernos panistas por la corrupción e impunidad que han solapado. Esos términos seguramente estarán proscritos pero no la obsesionante presencia del jefe político de Morena.

La gira de agradecimiento la empezó hace dos semanas en el estado de Nayarit, en donde declaró que debido a la situación económica del país, se obligará a cumplir sus promesas hasta donde el presupuesto alcance. Pero, serán esos ofrecimientos su piso, entonces Guanajuato no estará fuera de una manera general.

Diego Sinhué Rodríguez, debuta ante López Obrador y Peña Nieto. Se pondrá frente a los políticos, de izquierda como del centro respectivamente siendo de derecha, sólo con cada uno sin un abogado defensor y después de sacudirse a Márquez.

De los contrastes. Entre AMLO y DSR, existe una diferencia sobre la forma que han decidido tratar a los representantes de los medios de información masiva. El presidente electo sabe cómo sacar provecho de los medios colocando sus proyectos.

El nuevo gobernador de Guanajuato no está considerando en atender a los comunicadores, aunque de manera más precisa su equipo de trabajo ha informado que Diego no atiende las entrevistas banqueteras. Será una limitación para el local.

Pero lo disímil entre los personajes en el marco de la gira de López al territorio albiazul, es que el electo no tiene límites en lo concerniente a la proyección de sus promesas en estas dos semanas, en donde se estacione distribuye los recursos de futuro para luego de tomar posesión el primero de diciembre.

En el momento, el mandatario estatal solamente ha tenido las oportunidades de leer los discursos en eventos oficiales, pero tampoco le han dado oportunidad de atender a los periodistas que cubren la fuente de Gubernatura. Diego decidió callar, si impone el silencio será otras de sus desventajas ante AMLO.

Algunos ejemplos de varias promesas del Presidente Electo a fin de dar las gracias a los mexicanos; reiteró en varias de las entidades por donde pasó, iniciando por Tepic, Nayarit, que no subirá los precios de la gasolinas o de la energía eléctrica.

Amén de ofrecer en el estado de Baja California Sur que va a trabajar con los Gobernadores y los Presidentes Municipales en unidad nada de pleitos personales, sostuvo que atenderá el caso de la mina de oro a cielo abierto ubicada en la Sierra de la Laguna para decidir el futuro del Plan “Los Cardones”.

Para agradecer a los sinaloenses su respaldo a su coalición Juntos Haremos Historia, en Mazatlán, habló de construir dos nuevas universidades en los municipios de Cosalá y de Baridaguato. En Oaxaca los apoyos a los damnificados.

Nota especial para Diego y Andrés es la Presa El Zapotillo. La semana pasada pobladores de Temacapulín en la Región de Los Altos de Jalisco, invitaron al Presidente Electo a fin de que los visite, para que se hagan las revisiones respecto al estatus del proyecto hidráulico que “entregaría agua” a León.

Con el presidente Peña Nieto, el Gobernador podría tener un poco de sosiego porque haciendo su despido con lo que resta de la agenda sexenal; vendrán los anuncios de la Federación que servirán al gobierno local para hablar de obras.

La inseguridad y la violencia, seguramente no pasarán sin ser la piedra de toque del Estado mexicano, encargo de los tres órdenes de gobierno: federal, estatal y el municipal. Frente al escenario tan delicado que se vive dentro del territorio estatal, no descartan las opiniones sobre los efectos de la inseguridad.

Un tema importante, pues son los 72 mil millones de pesos en gastos para policías que el equipo de López Obrador refiere se despilfarraron los gobernadores porque fue colocado a fondo perdido. Las policías no están funcionando, dicen los morenos ni las estatales ni municipales. Es el tema de cajón.

<Una Agenda Legislativa estatal para la nueva era>

Es hora que los diferentes grupos y representaciones parlamentarias del Congreso del Estado no han expresado, con claridad y método, hacia dónde irá su conducta

dentro del Poder Legislativo y sobre todo cuál será la agenda con la que deberán medir los ciudadanos sus éxitos y fracasos. Se ha caído en los lugares comunes y los buenos deseos.

Tal vez lo sui generis de la forma en que finalmente ha quedado integrada la LXIV Legislatura, cuando los jueces han usado su poder de gran elector al interpretar el espíritu de las leyes, ha impedido que los que están, tengan más claridad de lo que les vendrá.

Los panistas, que llevan como su pastor a J. Jesús Oviedo Herrera, deberán leer muy bien los nuevos tiempos y saber que la coordinación de tareas con el Ejecutivo estatal, emanado de las mismas elecciones, Diego Sinhué Rodríguez, pasa más allá de la simple complicidad y sometimiento percibido en el pasado entre los grupos parlamentarios blanquiazules ante su Gobernador.

La tarea de fiscalizar, legislar y representar tendrá más en juego en este sexenio que en las pasadas legislaturas. Hay un desgaste político social ineludible, frente a la ciudadanía, pero sobre todo una nueva coexistencia de poder ante Morena hecha de la Federación de la mano de López Obrador.

El actuar de los diputados locales de Morena y la caja de resonancia serán muy diferentes a los concertacesionistas del PRI, que se quedaron esperando que lo que les quitaron un día, se los devolvieran de la misma forma, pues nunca entendieron que el poder se conquista. Así las cosas Oviedo y su amigo Diego Sinhué deberán medir la ruta de su agenda y lo que demanda la población.

Morena, con Ernesto Alejandro Prieto Gallardo, tienen cabeza de playa en el estado, el único que perdieron en el país, para iniciar el asalto final por el poder en Guanajuato. Sin embargo, de la calidad de sus miembros y plan de acción sobrevendrá el que jaqueen a la sombra del antiguo elefante azul.

Para José Huerta Aboytes la coordinación de los priistas, cuatro hoy, ya no tres, la ruta pasa por la sobrevivencia tricolor, pero en un escenario donde quedó claro que por casi 30 años no supieron ser la oposición que esperaba la gente y si el complemento de negociaciones palaciegas que sólo benefició particularidades y no hizo del PRI la opción legislativa que ayudara en la reconquista de Guanajuato.

Los verdes, con Vanessa Sánchez Cordero como coordinadora del par que les quedó, estarán entre el proverbial colaboracionismo local con el PAN y la embestida de Morena en lo nacional, donde las alianzas se están ejecutando.

Para Isidoro Bazaldúa Lugo, coordinador perredista; María de Jesús Eunices Reveles Conejo representante del PT; y Jaime Hernández Centeno, por Movimiento Ciudadano, ellos van dentro de los acuerdos formados en sus alianzas electorales, aunque jugando en su pradera a como vean el desarrollo de los hechos.

El maestro Juan Elías Chávez que llega por el PANAL llega con una alianza rota nacional con el PRI tras el desastre electoral, así que le será más sencillo irse por la libre, sin olvidarse que en Guanajuato de manera normal, el magisterio se ha plegado hacia la fronda del poder, por aquello de las buenas relaciones magisteriales con Gobierno del Estado.

La legislatura LXIV arrancó su período ordinario, aprendiendo sobre la marcha y con la única gran responsabilidad inmediata: sacar adelante leyes de ingreso del estado y los 46 municipios, así como el presupuesto 2019, reparto de recursos, para lo que planee el Ejecutivo para su primer año de mandato.

La tarea de arbitrar en el pleno estas tareas recae en la diputada irapuatense Lorena del Carmen Alfaro García, del PAN, presidenta de la Mesa Directiva, mientras que el ejercicio del poder y mayoría en el Congreso Local vendrá de la mano de Jesús Oviedo, presidente de la Junta de Gobierno y Concertación Política…

<La bancada de Romero Hicks en San Lázaro enredada>

Ora sí, es poco el amor y los diputados federales del PAN se preocupan por estarlo quemado en hogueras de vanidades. El Grupo Legislativo del partido conservador en la cámara baja del Congreso de la Unión, ante la derrota en los comicios en julio pasado, se quedó con sólo algunas posiciones jugosas.

Debido a que las presidencias de las comisiones son pocas y hartos los deseos por ocuparlas, el coordinador de la bancada panista, Juan Carlos Romero Hicks, está colocado en la triste condición de ser el pastor al que sus ovejas le salieron descarriadas.

Ante las circunstancias, el grupo de los conservadores todavía no ha entregado la relación de nombres para las presidencias de las comisiones anuales en el Poder Legislativo federal. Aunque entre las partes revelaron que el coordinador Romero Hicks es el lento en esta ocasión o quién no ha tomado la decisión de hacer las designaciones.

El Partido Acción Nacional solamente tiene derecho a siete presidencias de comisiones en la Cámara de Diputados Federal, y a la cofradía del estado de

Guanajuato únicamente le corresponde una, pero como tienen la vara alta con Romero Hicks, no le permiten decidir qué personas serán presidentes.

Gracias a que el panismo guanajuatense ganó las elecciones en su entidad, la representación en la entidad tiene una fuerza sobresaliente ante los diputados de otras entidades federativas, pero a sus integrantes se les enredaron las pitas.

El leonés Éctor Jaime Ramírez Barba, pretendía la presidencia de la Comisión de Salud, pero se la quitaron en la negociación y ahora busca otra a cambio de la perdida en la grilla cameral.

El doctor consentido de Miguel Márquez, el ido, que obtuvo lo que le vino en gana en la LXIII Legislatura local, quiere cobrar a Juan Carlos la amistad y por sus grillas. Como no tiene la de Salud, pide, aunque sea la de Hacienda más allá de que no cuadren sus conocimientos en esos menesteres.

El patrón de la empresa de transportes Castores, Juan Carlos Muñoz, adepto del ex gobernador Juan Manuel Oliva, quiere a chaleco la presidencia de la Comisión de Comunicaciones y Transportes para “cuidar” sus camiones, valiéndole cheetos el conflicto de interés que existe. El llamado Castor y Oliva están campaña por poner en la dirigencia estatal del PAN a Román Cifuentes.

El presidente municipal de San Miguel Allende con licencia, Ricardo Villarreal García, quien fue señalado junto a su carnal Luis Alberto -hace dos legislaturas- de recibir moches por sus servicios, también quiere una presidencia de comisión para no estar fuera de las intensidades de la producción legislativa

En la misma línea se ha colocado la leonesa María del Pilar Ortega Martínez, quien está amarrando la presidencia de la Comisión de Justicia, ya que apoya la gestión de Romero Hicks en la coordinación de la bancada de los conservadores y lo está haciendo fuerte.

Ante tanto escándalo-ruido generado por los panistas por las pocas nueces, sus partidarios en territorio guanajuatense les proponen que no se hagan bolas ante la falta de esas jugosas presidencias de comisiones: Debieran de echar democráticos volados para superar los dedazos que utilizó Ricardo Anaya y sus seguidores para desgraciar al PAN en las elecciones.

La apuesta de los mirones es que los diputados federales del PAN de Guanajuato, debieran quedarse con la presidencia de la Comisión de Hacienda pero a ¿quién debe de colocar Juan Carlos Romero Hicks en esa posición? Se abren las apuestas.

La Topografía.

Agrimensura. Operación cicatriz con constructores ¿Cuándo?

La nominación de José Guadalupe Tarsicio Rodríguez Martínez como Secretario de Infraestructura, Movilidad y Conectividad del gobierno de Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, vino a romper la buena relación con el sector constructor local, que había recibido la oferta de que un guanajuatense encabezaría la dependencia y habría prioridad para que las obras fueran para empresas del estado.

No solamente lastimó a los constructores guanajuatenses que el responsable de los grandes proyectos de infraestructura para el sexenio sea originario de Jalisco y nada conozca de Guanajuato, sino que además tenga severas sospechas sobre su actuación pública en el gobierno de Felipe Calderón, en medio de acusaciones de fuerte corrupción que fueron noticia de orden nacional.

Las voces en la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en su delegación Guanajuato, así como en los diferentes colegios de profesionistas ligados al ramo, marcaron que la frustración era muy grande, pero sobre todo lamentaron que no se haya cuidado las formas para tener una nueva secretaría, sustituta de la de Obra Pública (SOP), que esté lejos de cualquier sombra de ilegalidad en las gestiones.

No faltó quien, en aras de calmar el enojo del sector, dijera desde el equipo de Diego que en las subsecretarías podrían colocarse embajadores del sector. Por eso, cuando se anunció que habría una reunión del gremio con Diego, se pensó que vendría una operación cicatriz.

Sin embargo, el gozo se fue al pozo. Cuando llegó el momento, los representantes de colegios y agrupaciones empresariales del sector constructor tuvieron enfrente al nuevo Secretario de Infraestructura y a un representante del nuevo gobernador.

José Guadalupe Tarsicio Rodríguez Martínez les pidió su voto de confianza, asegurándoles que la obra pública sería puesta a disposición de las empresas guanajuatenses. De lo que sucederá con las subsecretarías, nada se habló. La operación cicatriz quedó en el cajón. Forma es fondo, dijeron los constructores.

Comentarios a: zetaazul@yahoo.como.mx